Foto: Internet
Kyle "Bugha" Giersdorf, se convirtió en una víctima más de esta pesada broma que se ha convertido en una tendencia en el mundo de los videojuegos

De entre las decenas de “tendencias” o hechos que se han convertido en un fenómeno en la actualidad, existe el “swatting”, un a popular broma entre jugadores de videojuegos y youtubers.

Resulta que recientemente el ganador de la Copa del Mundo de Fortnite, Kyle "Bugha" Giersdorf, se convirtió en una víctima más de esta broma luego de que diversos elementos de seguridad arribaran a su casa en Pennsylvania al recibir un reporte de una llamada de emergencia.

Todo ocurrió el fin de semana pasado mientras jugaba una partida de Fortnite que se estaba transmitiendo por la plataforma de Twitch, la cual se vio interrumpida porque las fuerzas de seguridad llegaron hasta su casa.

 

"He sido víctima de swatting", dijo Kyle cuando reanudó su ronda dando algunos detalles del encuentro con los oficiales.

El Departamento de Policía del municipio de Upper Pottsgrove Township indicó que durante la noche del sábado recibieron el reporte de un tiroteo que resultó ser falso.

"La persona que llamó informó que le disparó a su padre y tenía a su madre atada en el garaje", indicó en un comunicado.

 

 

Foto: Internet

Agregó: "Después de determinar que todos los residentes no fueron perjudicados y no había ninguna amenaza para nadie en la zona de la policía aclaró el incidente a las 23:23 horas".

CNN informó que uno de los oficiales reconoció a Kyle y a su familia por lo que la situación de emergencia terminó.

Aunque este suceso fue resuelto sin ningún inconveniente, la Policía de Upper Pottsgrove Township continúa con la búsqueda de los responsables.

 

¿Qué ese el “swatting”?

El swatting recibe su nombre de las unidades de policía de tácticas y armas especiales (Swat) en Estados Unidos, y básicamente, una llamada a la policía u otros servicios de emergencias dando un aviso falso de un incidente grave.

Las llamadas suelen reportar situaciones falsas con rehenes o alguien que tiene una bomba u otro delito grave.

 

Normalmente se lleva a cabo por videojugadores que compiten entre sí en internet en vivo y quieren molestar a otro enviándole a la policía a su casa u otra dirección en la que se encuentre la víctima de la broma.

Tras la alerta, un equipo de policías altamente cualificados irrumpen en el domicilio de la víctima, buscando una amenaza inexistente.

Para el FBI, es un juego que pone en peligro a las víctimas, a los policías y también a la comunidad, ya que aleja a los servicios de emergencias de incidentes reales.

Con información de Infobae y CNN