Los hospitales son focos de contagio en medio de una pandemia, por ello es importante reforzar las medidas sanitarias si es necesario acudir a uno de estos lugares/Foto: Martha Dominguez de Gouveia
Lo más recomendable es evitar acudir a los hospitales y centros de salud durante la contingencia sanitaria pues son focos de infección, sin embargo existen situaciones de fuerza mayor que obligan a acudir a alguno de estos lugares

Si te ves obligado a acudir a algún hospital durante la pandemia de COVID-19, debes tener muy claros los protocolos y medidas sanitarias a aplicar. 

Antes de asistir al hospital toma en cuenta lo siguiente:

-Ten certeza de no tener síntomas relacionados al coronavirus. Si lo sospechas, contacta al personal de salud de tu localidad y no salgas de casa.

-Si no presentas síntomas, debes acudir al hospital usando una mascarilla, guantes, careta y gel antibacterial.

-No asistas con ningún acompañante, ya que el acceso a las instalaciones está restringido y solo está permitido que pase el paciente o titular de la consulta. 

-En ciertas áreas especializadas, y si el asesoramiento personal no es absolutamente necesario, busca que te ofrezcan asesoría telefónica y así no tener que asistir a las instalaciones.

Ya en el hospital debes atender lo siguiente:

-Se han fortalecido todas las medidas de seguridad e higiene. Los hospitales han establecido fechas en las consultas para que no exista contacto entre muchas personas al mismo tiempo.

-Se tienen las medidas de sanidad y de seguridad pertinentes para garantizar la higiene constante de todas las superficies.

-Dentro de estos lugares existen dispensadores de gel hidroalcohólico para que puedas mantener una higiene de manos adecuada y de forma frecuente. 

-Ya en muchos hospitales, sobre todo del sector público, han adaptado áreas para el lavado constante de manos y sanitización de pies. De este modo aun estando dentro del lugar puedes tener una higiene constante.

-En emergencias, solo se admite un acompañante si esto es absolutamente necesario. 

-El apoyo y las visitas durante el almuerzo y la cena para los pacientes de observación, también limitado a una persona por paciente. Es importante enfatizar que los miembros de la familia, acompañantes o cuidadores no deben tener síntomas de COVID-19, es decir, deben estar libres de tos, fiebre o congestión nasal, etc. para poder acceder al entorno de salud.

-El objetivo de esta medida es organizar el flujo de visitas para que los familiares lleguen adecuadamente y no se acumulen en los corredores. Las visitas de menores a centros de salud están prohibidas.

Movimiento dentro del hospital

-Se deben evitar las multitudes en los pasillos y habitaciones. 

-Se requiere que los usuarios mantengan abiertos los lugares públicos y las áreas de transporte público, y se recomienda que la distancia de seguridad interpersonal se mantenga al menos un metro.

-Se debe estar en el centro de salud solo el tiempo necesario y una vez terminado el motivo de visita retirarse de forma inmediata.

-Tras la salida también se debe realizar el lavado de manos y aplicar gel antibacterial. 

Mientras las dinámicas sociales se retoman poco a poco y nos adaptamos a la nueva normalidad, no olvides que nos encontramos en una pandemia. Por eso es importante que extremes medidas sanitarias portes cubreboca, laves tus manos con jabón, uses gel antibacterial, además de desinfectar calzado y objetos de uso común.

Carlos E. Pascual

Jefe de información y soft news de la Revista 360. Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad del Valle de México. Tiene estudios como Técnico de Agricultura en el plan de estudios tecnológicos de bachillerato en Química Biológica. Se ha desarrollado profesionalmente como analista de importaciones Jr, seguidor de tráfico, líder en administración de ventas y supervisor de guarderías con experiencia en estas diferentes áreas.