AP
El entrenador argentino está preparado en caso de una derrota ante el equipo de las barras y las estrellas

A pesar de la historia y la rivalidad entre México y Estados Unidos, al entrenador del Tricolor, Gerardo Tata Martino no le quita el sueño perder ante el equipo de las barras y las estrellas. 

"Si pierde México, tampoco pasa nada", dijo Martino en declaraciones previas a la final de la Copa Oro. 

La frase cimbró a los medios de comunicación y después de darse cuenta de lo que había dicho, Martino modificó un poco su discurso. 

"Siempre hay que estar preparados para ganar y perder, porque para eso estamos, pero con cinco o seis meses que llevamos hay otro objetivo secundario, el de un proceso de cuatro años".

 Y cuando parecía que minimizaba a la Copa Oro, volvió a aclarar que el "respeto a esta competencia no cambia, seguimos asumiendo lo que nos toca, ya es un mérito  haber llegado a la final, todos aspiramos a conseguirla, pero hay otra selección que también partía como favorita. Los dos equipos tenemos el derecho de sentirnos con la sensación de que tenemos que ganarla", finalizó. Con información de El Universal