Eduardo Arellano Félix fue detenido en agosto de 2008 en Tijuana, en medio de un operativo que se convirtió en balacera entre su cártel y la Policía Federal. Foto: Tomada de Internet
Eduardo Arellano Félix fue detenido en agosto de 2008 en Tijuana, en medio de un operativo que se convirtió en balacera entre su cártel y la Policía Federal

Eduardo Arellano Felix, 'El Doctor', uno de los fundadores del Cártel de los Arellano Félix, junto con su hermano Benjamin, será liberado por la justicia de Estados Unidos tras permanecer enpresidio durante 10 de los 15 años a los que fue sentenciado.

Arellano Félix fue sentenciado en 2013 por una corte de California a 15 años de prisión por tráfico de mariguana y cocaína a Estados Unidos y por ser operador financiero del cártel familiar desde la década de 1990.

A sus 67 años, 'El Doctor', como lo llamaban porque estudió Medicina antes de convertirse en narcotraficante, tiene la posibilidad de volver a México, donde el cártel que fundó mantiene operaciones en Baja California y una pugna con el cártel de Sinaloa. 

Datos de la Agencia Federal de Prisiones señalan que este capo se encuentra recluido en el Complejo Correccional Federal Allenwood de Pennsylvania bajo el número de registro 04117-748. La prisión de baja seguridad incluye alrededor de 900 presos.

El Doctor fue detenido en Tijuana el 26 de octubre de 2008 tras un fuerte enfrentamiento en que participaron agentes del Ejército y la Policía Federal. El último varón de la familia criminal se encontraba en un inmueble del Fraccionamiento Misiones del Pedregal.

Este jefe del Cártel de los Arellano Félix (CAF) tenía un arsenal en su poder y al momento de su arresto estaba acompañado de una niña de 11 años, su hija. Frente a los oficiales se identificó como Samuel Berramontes Flores.

El cartel de los Arellano Félix monopolizó las rutas de tráfico de drogas durante más de 20 años a través de Tijuana, hasta la muerte de Ramón en 2002 y la captura de Javier en 2006.

El otrora líder del grupo, Benjamín Arellano-Félix, fue extraditado desde México en abril de 2011 y fue sentenciado a 25 años de prisión en una corte federal de San Diego en abril pasado.

Otro hermano, Francisco Javier, cumple cadena perpetua tras su captura en 2006 por la Guardia Costera de EU.

La Agencia Federal Antidrogas (DEA) calificó la sentencia de Eduardo Arellano Félix como "el último clavo en el ataúd", de la organización criminal dedicada por años al tráfico de drogas en la frontera.