fotos: ESPECIAL
Manuel Valdés falleció este viernes a los 89 años a causa del cáncer que lo aquejaba desde hace años. ‘El Loco’ perteneció a una de las familias que más han influido en la industria del entretenimiento en México y Latinoamérica, pero fue gracias a su gran talento que logró ganarse su lugar en la historia de la comedia

La importancia de los Valdés en la historia del entretenimiento en México es innegable, esta dinastía de actores y comediantes, conformada por Germán Valdés “Tin Tan”, Ramón Valdés “Don Ramón”, Antonio Valdés “El Ratón” y Manuel “El Loco” Valdés, supo ganarse el cariño del público hasta el punto de arraigarse en la cultura popular mexicana. Lamentablemente, el penúltimo de los hermanos falleció este viernes a los 89 años, hablamos ni más ni menos que de Manuel “El Loco” Valdés, uno de los comediantes más importantes de Latinoamérica. En los últimos años, a Manuel se le diagnóstico cáncer en la piel, por ello debieron escarbar una parte de su cráneo para extirparle un tumor.

“El Loco” continuó con el legado de humorismo que Germán y Ramón habían iniciado. Nació el 29 de enero de 1931, siempre se caracterizó por su peculiar sentido del humor y personalidad irreverente, tanto al frente como detrás de las cámaras. Los allegados a la familia Valdés, afirman que el la personalidad bromista de Manuel con frecuencia chocaba con el temperamento fuerte de Ramón. No obstante, ambos eran los más unidos de los hermanos y era común verlos juntos dentro y fuera del set.

Manuel incursionó en el mundo del espectáculo como bailarín, y poco después como actor, donde participó en más de 50 películas. Algunas de ellas fueron “Estrella sin luz” (1953), “La engañadora” (1956), "Música de siempre” (1958), “Las hermanas Karambazo” (1960), “Caperucita y Pulgarcito contra los monstruos" (1962), y “Muñecas de medianoche” (1979). Su capacidad de improvisación lo hizo a brillar en televisión, donde formó un trío inolvidable junto a Héctor Lechuga y Alejandro Suárez en el emblemático programa “Ensalada de Locos” (1970 a 1973). También condujo “El show del Loco Valdés” (1972-1974) y “Variedades de media noche” (1977).

Sobre el mote que lo ha distinguido desde el principio de su carrera, hay varias versiones de dónde nació, uno dice que es gracias a su habilidad de improvisar en el escenario y hacer reír; pero se dice que Emilio Azcarraga Milmo fue quien lo bautizó así, cuando le dijo, “¿Qué está loco Valdés?”.

Fernando Manuel Gómez de Valdés y Castillo participó en cerca de 70 películas, seis telenovelas, seis obras de teatro, algunos programas de televisión y proyectos de doblaje. Tuvo 12 hijos: Norma, Arcelia, Manuel, Jorge, Fernando, Alejandro, Norma, Oscar, Marcos y Christian, además de un tórrido romance con Verónica Castro.

Una talentosa dinastía

Son varias las generaciones que han reído gracias a los hermanos Valdés, ya sea por sus trabajos que se siguen emitiendo con gran éxito en cine y televisión, o bien, por la escuela e influencia que han dejado en los comediantes actuales. Los reconocidos comediantes aparecieron juntos en películas como “Dos Fantasmas y una muchacha” o "El Capitán Mantarraya”, entre otras más, donde sus actuaciones destacaron por su gran calidad y especialmente su sentido del humor. No queda duda que la unión de los pilares de la Dinastía Valdés era evidente y así quedó demostrada en una fotografía que, tras la muerte de Manuel “El Loco” Valdés, fue recordada y viralizada en redes sociales.

“Tin Tan” fue una de las figuras más icónicas de la época de oro del cine mexicano, con él comenzó el legado de una dinastía que marcó época en el cine, televisión y teatro, no solo en México sino en toda América Latina. Por su parte, Ramón Valdés interpretó a “Don Ramón” hasta 1979, cuando dejó el popular programa de Chespirito. Antonio Valdés, mejor conocido como “El Ratón”, es otro de los hermanos de la dinastía y trabajó en varias películas al lado de sus hermanos, pero uno de sus proyectos más importantes fue el programa “Puro Loco”, que se transmitió de 1995 a 2002, actualmente tiene 91 años y el último que sobrevive de esta dinastía de actores y comediantes.

Familia. “Don Ramón”, “Tin Tan”, “El Loco” y “El Ratón” eran hermanos y se convirtieron en una leyenda de la comedia mexicana.