El delito por el cual se acusó a Mario Marín está considerado como grave, motivo por el cual su proceso penal lo tiene que enfrentar en prisión. ARCHIVO
La medida cautelar solo tiene el efecto para que la libertad personal de Mario Marín quede a disposición de la juez de amparo, en el lugar donde se encuentra encarcelado

Ciudad de México.- Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, promovió un amparo con la intención de echar abajo el auto de formal prisión dictado en su contra por su presunta responsabilidad en el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho.

Ana María Nava Ortega, jueza Tercero de Distrito en el estado de Quintana Roo, admitió a trámite la demanda de garantías el 3 de marzo. Hace cinco días, la juzgadora otorgó una suspensión definitiva al ex gobernador, pero no implica que vaya a recobrar su libertad.

La medida cautelar solo tiene el efecto para que la libertad personal de Mario Marín quede a disposición de la juez de amparo, en el lugar donde se encuentra encarcelado.

El delito por el cual se acusó a Mario Marín está considerado como grave, motivo por el cual su proceso penal lo tiene que enfrentar en prisión.

La audiencia constitucional, donde la juez resolverá si concede la protección de la justicia al ex gobernador está programada para el próximo 18 de marzo.

LYDIA CACHO RELACIONA A JUEZA CON ROBERTO BORGE

Hace unos días, la también autora del libro Los demonios del edén hizo diversos señalamientos contra la juzgadora, a quien vinculó con el ex gobernador quintanarroense, Roberto Borge.

A través de Twitter, Lydia Cacho escribió que la jueza “favorece a Mario Marín en la búsqueda de un amparo para salir libre”.

El 10 de febrero de este año, Gerardo Vázquez Morales, titular del juzgado Segundo de Distrito con residencia en Cancún, dictó auto de formal prisión con el político poblano.

Mario Marín fue aprehendido por la Fiscalía General de la República (FGR) durante un operativo en las inmediaciones de la colonia Cumbres de Figueroa, en Acapulco, Guerrero, donde catearon un inmueble propiedad de su hermana, donde finalmente se le pudo detener tras años de permanecer prófugo. Ese mismo día fue trasladado a Cancún.

La orden de aprehensión fue librada en abril de 2019, por la magistrada María Elena Suárez, titular del Primer Tribunal Unitario Vigésimo Séptimo Circuito, quien también ordenó la captura del empresario Kamel Nacif Borge, El Rey de la Mezclilla.

La periodista fue detenida el 16 de diciembre de 2005 por elementos de la Policía Judicial del estado de Puebla en Cancún, Roo, y fue trasladada a la capital poblana por vía terrestre.

El 23 de diciembre de ese año, la juez Rosa Celia Pérez Camacho determinó dictar auto de formal prisión contra Lydia Cacho por los delitos de difamación y calumnia, luego de ser denunciada por la publicación del libro Los Demonios del Edén, donde narraba sobre la existencia de un grupo de personas poderosas que son pedófilos.

El 17 de enero de 2006, la periodista fue exonerada del delito de calumnia tras un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla.

El 14 de febrero del mismo año, se dieron a conocer en medios de comunicación grabaciones telefónicas entre el empresario Kamel Nacif y Mario Marín, en la que el mandatario afirma que ya le había puesto un “coscorrón” a esta mujer, y que en Puebla se respetaba la ley.