Fotos: Especial
A reserva de lo que decida Juan Carlos Osorio, Rafael Márquez disputará su último partido como futbolista profesional

Con 39 años, el Káiser dejará el futbol profesional.

Al fin le sonó el silbatazo a una de las leyendas vivientes del futbol mexicano. Rafael Márquez, un emblema del deporte nacional, disputó su último encuentro en la Liga MX en el Jalisco y ante toda su gente.

Rafa fue un verdadero trotamundos, jugó al futbol en cinco países distintos y en todos fue una pieza importante disputando muchos encuentros.

Si hay algo que destacó al mexicano durante toda su carrera fue su estado atlético y la enorme cantidad de compromisos que ha disputado. Además su cantidad de goles y asistencias son abrumadoras para un marcador central que para colmo ha visto muy pocas tarjetas para la posición que ocupa en el campo.

Con 20 títulos en su haber, Márquez es uno de los mexicanos más reconocidos en el futbol moderno y eso se debe a que conquistó trofeos en cuatro países. Varios fueron con un Barça que marcó un antes y un después en la historia.

El Káiser es toda una leyenda viva de la Selección mexicana con la cual conquistó cuatro títulos (Copa Confederaciones 1999, Copa de Oro CONCACAF 2003 y 2011 y la Copa Concacaf).

Debutó el 5 de febrero de 1997 contra Ecuador con tan sólo 17 años, 11 meses 7 y 23 días y su intención es retirarse como jugador profesional de futbol tras la Copa del Mundo de Rusia 2018 si es que Juan Carlos Osorio lo cita.

Márquez sólo tuvo una mancha en su carrera: un problema con el Departamento del Tesoro en Estados Unidos, por supuesto lavado de dinero.

El nacido en Zamora de Hidalgo, Michoacán se libró de los problemas que dicha acusación le negaban jugar en Liga (y en los últimos días con la Selección Nacional) y gracias a ello podrá tener un final decente en su carrera.

Capitán con Atlas y el Tricolor, la última leyenda de los Zorros y el combinado azteca, siempre se comportó como un caballero dentro y fuera de la cancha, labor loable que hará que Rafael Márquez Álvarez sea uno de los jugadores que más se extrañará en México.