Foto: Especial
Derek Carr lanzó un pase de anotación en la primera serie ofensiva de la temporada

CALIFORNIA, EU.- Derek Carr lanzó un pase de anotación en la primera serie ofensiva de la temporada y los Raiders de Oakland no echaron de menos a Antonio Brown, al imponerse ayer 24-16 sobre los Broncos de Denver.

El novato Josh Jacobs anotó en dos ocasiones mediante sus acarreos y los Raiders (1-0) descargaron toda la frustración acumulada el fin de semana, cuando Brown, adquirido apenas unos meses antes, forzó su salida y terminó firmando con los Patriots de Nueva Inglaterra.

Oakland obtuvo un triunfo convincente sobre los Broncos (0-1), su rival acérrimo en la División Oeste de la Conferencia Americana.

El último partido de inauguración de una temporada en la historia del Coliseum antes de que los Raiders se muden a Las Vegas comenzó con coros insultantes de parte de los ruidosos fanáticos en referencia a Brown. Las alusiones se volvieron más frecuentes y encendidas cada vez que los Raiders completaban un pase.

Brown llegó con optimismo desde Pittsburgh en marzo. Pero una extraña lesión en un pie, una disputa con la NFL relacionada con su casco, una serie de ausencias en las prácticas, múltiples multas, un pleito con el gerente general Mike Mayock y publicaciones sin sentido en las redes sociales desembocaron en que el receptor más prolífico de la liga fuera dado de baja, dos días antes del encuentro inaugural.

Brown llegó a un acuerdo con Nueva Inglaterra, apenas dos horas después de que Oakland lo dejó en libertad el sábado.

Por ahora, los Raiders mostraron que pueden ganar sin él.