La Máquina se impuso con doblete de Milton Caraglio a los Tuzos y está en Zona de Liguilla

Cruz Azul no llenó el Azteca pero si está llenando de ilusión (una vez más) a sus aficionados.

A penas a media semana el equipo recibió la noticia de que su mejor jugador, el atacante mexicano Elías Hernández, se perdería el resto del Clausura 2019 por una lesión, pero parece que esto en lugar de golpearlos en lo anímico, les ayudó a levantar la moral.

Los Cementeros ganaron 4-1 a los Tuzos de Pachuca de Martín Palermo, en duelo de equipos triunfando en dos juegos consecutivos, ganando la partida los de Pedro Caixinha y llegando a tres triunfos al hilo en un poco más de la mitad del Clausura 2019.

Tomada de Twitter

La Jornada 11 había protagonizado el empate de Monarcas y Lobos, además del triunfo por la mínima de Puebla ante Pumas, pero fue en el Coloso de Santa Úrsula donde la canasta se llenó de goles.

Y vaya de qué forma iniciaron las acciones, pues Rafael Bacca estuvo a nada de igualar el gol más rápido en anotarse en la Primera División de México (13 segundos), al marcar a los 28'' de haber iniciado el encuentro y poner el 1-0.

El 2-0 vino gracias al VAR. A los 25 minutos del encuentro la videoasistencia junto con el réferi central decidieron marcar una pena máxima que Milton Caraglio anotó de manera perfecta para vencer al guardameta Alfonso Blanco.

Parece que todo le salía a Cruz Azul en este duelo. Después de un servicio del peruano Yoshimar Yotún, el elemento de Pachuca, Leonardo Ulloa, marcó en su propia meta para hacer el 3-0 a los 58 minutos y dejar la buena racha que había alcanzado Palermo.

 

Pero después vino una "joyita" de Edwin Cardona. El mediocampista colombiano anotó de tiro libre en el arco de José de Jesús Corona, inalcanzable para el portero de la Máquina y tratar de acercar a los suyos con un 1-3 a los 73'.

Caraglio hizo el doblete a sólo dos minutos de finalizar el encuentro para dejar el duelo en un vistozo 4-1 que pone a los suyos en zona de Liguilla y vuelve, como todos los años desde el Invierno del 97' a darle esperanzas a los Cementeros.