Los actores (de i-d) Joe Mazzello como John Deacon, Ben Hardy como Roger Taylor, Rami Malek como Freddie Mercury y Gwilym Lee como Brian May, durante una escena de la película "Bohemian Rhapsody". Foto: EFE/Twentieth Century Fox
De izquierda a derecha, el actor Gwilym Lee, el miembro de la banda Queen Brian May, el actor Rami Malek, el miembro de la banda Queen Roger Taylor, los actores Ben Hardy y Joseph Mazzello en el estreno mundial de 'Bohemian Rhapsody' en Londres. Foto: AP

A mediados de la década de los 80s, poco después del éxito del esfuerzo humanitario a través de la música de USA for Africa, el músico británico Bob Geldof organizó el concierto Live Aid.

En él, tomando la estafeta de aquella misma causa de apoyar en combatir la hambruna en el continente africano coincidieron en un escenario global unido por la televisión leyendas de la música de Bob Dylan a U2 pasando por entonces nuevas sensaciones como “la reina del pop”, Madonna y la reunión en el último minuto de la banda también británica Queen, de la que pudimos ser testigos varios chavos de mi generación gracias a su transmisión por MTV el 13 de julio de 1985.

De izquierda a derecha, el actor Gwilym Lee, el miembro de la banda Queen Brian May, el actor Rami Malek, el miembro de la banda Queen Roger Taylor, los actores Ben Hardy y Joseph Mazzello en el estreno mundial de 'Bohemian Rhapsody' en Londres. Foto: AP

Este acontecimiento histórico es el que guionistas nominados al Oscar como Anthony McCarten (“La teoría del todo”; “La hora más oscura”) y Peter Morgan (“La Reina”; “Frost/Nixon”) tomaron como punto de partida del guion de “Rapsodia Bohemia”, ese evento cinematográfico estrenado el pasado fin de semana a nivel mundial incluyendo a México y a Saltillo que aunque ha sido considerado por algunos críticos como sensiblero y superficial por un lado demeritan el gran esfuerzo realizado desde los mismos guionistas hasta todo el equipo de actores y producción que han logrado recrear casi a la perfección a un grupo y una época que quienes la vivimos podemos atestiguar su espectacular parecido y quienes no por transportarse a ella por el realismo y empatía del relato para con todos los públicos.

El hilo conductor de la historia, como ya es sabido por muchos, es la controvertida historia de su vocalista líder Freddie Mercury (Rami Malek), un joven que a pesar de ser originario de una isla de Tanzania y poseer una saliente dentadura que llamaba de inmediato de atención de quien la veía, primero que nada logra seducir a principios de la década de los 70 a los miembros base de una banda recién abandonada por su vocalista para no sólo cantar para ellos sino ser junto a ellos unas de las máximas estrellas de la música del rock de los años 70 y 80 a nivel mundial.

En medio de ese meteórico ascenso seremos testigos de su confusión sexual, los vacíos sentimentales en su vida pero también su talento inigualable para transgredir los estándares y códigos musicales de su época, por lo que esta biopic pudiera equipararse a otras como la que hizo Oliver Stone de “The Doors”, en 1991, donde hubo un magnético actor como Val Kilmer como protagonista interpretado al no menos controvertido Jim Morrison rodeado de un muy bien seleccionado grupo de actores como ocurre con los de “Rapsodia Bohemia” empezando por la de Rami Malek (“Mr. Robot”) en el rol protagónico y que como el de Lady Gaga en “Nace una Estrella” se perfila para oscareable.

Hay algunos de los críticos que la atacan es que no ahonda y hasta traiciona la condición homosexual de Freddie Mercury. Por Dios, si el director que a final de cuentas fue despedido casi al terminar las filmaciones, Bryan Singer (“X-Men”) es abiertamente homosexual, quizás de no haberse ido le hubiera puesto mayor carga homoerótica pero de eso no se trata en realidad el filme, sino de la banda que creó magia musical y una “Rapsodia Bohemia” que ahora junto a esta monumental superproducción queda para la posteridad. Por ello es que más que un retrato intimista de Mercury (que de alguna manera es el contraste de la mayor parte de la historia, la soledad de su vida privada contra el éxito espectacular junto a la banda) el cual se fusiona en crescendo en esta cautivadora “Rapsodia Bohemia”.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com, Twitter: @AlfredoGalindo