Tomada de Twitter @Wolves
El mexicano consiguió el gol del triunfo para los Wolves

No Jiménez, no party. El delantero mexicano se está convirtiendo en el talismán del Wolverhampton y un gol de él en el ocaso del partido  le otorgó los tres puntos a su equipo frente al Aston Villa.

Fue un 2-1 peleado ya que a pesar del tanto de Rubén Neves al 41' para poner en ventaja a los Wolves, los "villanos" pusieron en aprietos el marco de Rui Patricio.

Sin embargo al minuto 84 todo cambió. Un contragolpe de los Wolves que encabezó Traoré, terminó en un centro raso por carril derecho y Jiménez cerca del manchón penal disparó de derecha para ampliar la ventaja.  

En los minutos finales los "villanos" marcaron con un tanto de Trézéguet sin embargo no fue suficiente para arrebatarle los puntos al Wolverhampton. 

La victoria hizo que el Wolverhampton suba hasta el octavo sitio con 16 unidades, lejos de los líderes pero a un punto de puestos europeos.