Tomada de Twitter
Mientras los regios escalan hacia la zona de Liguilla, los escualos nadan en las aguas profundas del Descenso

Los Rayados de Monterrey vencieron 2-0 a los Tiburones Rojos de Veracruz. Con el triunfo de esta noche, los Regios llegaron a 26 unidades mientras los Escualos permanecen con únicamente nueve puntos acumulados en lo que va del Apertura.

Con 24 minutos en el reloj arbitral, sucedió la mejor jugada del Club Monterrey. Desde el carril derecho, Leonel Vangoni retrasó para Jesús Gallardo quién sirvió para Rodolfo Pizarro; el “20” inauguró los festejos en la tribuna del Gigante de Acero. Con un potente disparo desde fuera del área puso el uno por cero en la pizarra oficial que dejó a Gallese, arquero veracruzano, sin poder hacer nada por contener el trallazo. El gol de Monterrey cayó cuando los dirigidos por Hugo Chávez mejor jugaban.

Después de adelantarse en el marcador, Monterrey sobrepasó la presión con la que jugó la recta inicial del encuentro y presumió un juego más fluido. Los Rayados han ganado sus últimos dos partidos en casa mientras los Tiburones Rojos no han triunfado como visitantes desde la cuarta jornada.

Jesús Gallardo, a los 70 minutos, firmó de pierna zurda un contragolpe donde la zaga defensiva de los Escualos perdió la pelota y Dorlan Pabón haciendo gala de su polivalencia, participó en la recuperación de la esférica, controló para correr dándole salida al juego, dedicó un pase milimétrico al “17” de los de la Pandilla quien se encargó de definir poniendo el dos por cero en los números oficiales.

A pesar de la inminente derrota, los Tiburones no dejaron de intentar a las afueras de la cabaña regia, sin embargo, Barovero se vistió de jugador importante cuando a pesar de las continuas llegadas de los del Puerto, dejó sus redes inmóviles los más de 90 minutos del juego.