Mexsport
La Máquina pitó en la parte final del encuentro para rescatar un punto

Jugar en el Estadio Azul le trajo mala suerte a los Rayados del Monterrey y en los minutos finales la 'cruzazuleó' ante la Máquina Celeste. 

Cruz Azul volvió a tener una tarde mágica y con gran empuje consiguió un punto que parecía perdido, debido al arbitraje que benefició un poco al equipo regiomontano. 

La Máquina Celste llegaba al partido con la misión de recuperar la fe, luego de perder ante los Pumas de  la UNAM en la Jornada 2, mientras que Rayados buscaba sacar una victoria importante. 

El Cruz Azul inició el encuentro con gran dinamismo y parecía que podríar batir la portería de Hugo González que debutaba con los Rayados. 

Pero fue el Monterrey el que anotó primero luego de una falta de Corona sobre Rogelio Funes Mori.

Dorlan cobró al lado derecho del arquero y a los 20 minutos ya ganaban por la mínima sin merecerlo. 

Antes de la media hora de juego, Cruz Azul consiguió un penal que no fue marcado por el silbante y al 40' Carlos Sánchez anotó el segundo de Rayados que cayó como balde de agua fría entre los jugadores de la Máquina.

Sánchez salió luego de anotar pero Rayados mantenía la ventaja en el medio tiempo.

Cruz Azul salió con todo para conseguir el empate en la segunda mitad y la suerte le favoreció cuando Ángel Mena consiguió acortar distancia gracias a un magistral cobro desde los 11 pasos luego de un pisotón de Molina a Benitez.

El gol fue vital para que Cruz Azul se fuera con todo al frente. Rayados temía por el empate, luego de que Ayoví saliera expulsado por una dura entrada sobre Benítez. 

A pesar de las llegadas, Cruz Azul no anotaba y parecía una copia del encuentro ante Pumas, donde falló oportunidades claras de gol. 

Al 83' Cauteruccio pitó con el Cruz Azul pero el silbante anuló el partido y era un robo para la Máquina que minutos antes también le habían anulado un gol por fuera de lugar.

Fue hasta el 93' que la Máquina recibió su premio cuando Nicolás Sánchez metió gol en su propia puerta para empatar el marcador.

Cruz Azul tuvo su recompensa a luchar y volvió a demostrar que tiene una mentalidad diferente. Rayados por su parte mantiene su invicto, pero sigue sin convencer.