Foto: Especial
Riquelme Solís aseguró que primero se buscó entablar un diálogo con los manifestantes y al no darse éste, se decidió retirarlos, pues dijo que nadie está por encima de la Ley

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, defendió el retiro de los manifestantes que bloquearon la autopista Saltillo-Torreón en protesta a la operación del confinamiento de residuos industriales de General Cepeda. Aseguró que respeta el derecho a manifestarse, mientras sea en el marco de la Ley y dijo que se investigará el presunto uso excesivo de la fuerza en el que habrían incurrido algunos elementos de Fuerza Coahuila.

Riquelme Solís aseguró que primero se buscó entablar un diálogo con los manifestantes y al no darse éste, se decidió retirarlos, pues dijo que nadie está por encima de la Ley.

“Hay muchas formas de manifestarse, todos los ciudadanos tienen derecho a hacerlo, pero obstruir vías de comunicación y sobre todo una ruta tan transitada como la carretera Torreón-Saltillo implica pérdidas a los ciudadanos, a los negocios y es una falta de respeto hacia la demás ciudadanía, a la que también debemos garantizar sus derechos”, declaró.

Descartó que se haya utilizado el uso excesivo de la fuerza para desbloquear la carretera, sin embargo se comprometió a que, en caso de que algún elemento haya incurrido en una falta, se investigará y se sancionará en caso de que se compruebe.

CÁMARAS INTELIGENTES, POR ADJUDICACIÓN DIRECTA

Debido a la complejidad de sus características, la adquisición de las cámaras de reconocimiento facial que se instalarán en todo el estado “muy probablemente” se dará por adjudicación directa, señaló el gobernador Miguel Riquelme, quien agregó que Jorge Torres García, secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, es el encargado del proyecto.

El mandatario adelantó que la rehabilitación de los c4 se dará a través de licitación, sin embargo dijo que la Ley permite que la adquisición de las cámaras sí se dé a través de adjudicación directa.