Más de mil estudiantes y maestros en Beijing recibieron frotis anales, de garganta y nariz la semana pasada. ESPECIAL
la inserción de un hisopo de algodón empapado en solución salina de unos dos a tres centímetros en el ano, y luego se analiza la muestra para detectar rastros activos del virus

CDMX.- China está intensificando los esfuerzos para neutralizar el coronavirus a medida que nuevos brotes desafían su ya estricta estrategia pandémica, con otra arma agregada a un arsenal de restricciones fronterizas, pruebas masivas y bloqueos duros: hisopos anales.

Si bien no existe una política nacional sobre el uso de la técnica, algunos residentes en las regiones del norte de China, donde han surgido más de mil 700 casos, han sido sometidos al estudio con poca advertencia.

Más de mil estudiantes y maestros en Beijing recibieron frotis anales, de garganta y nariz la semana pasada, junto con una prueba de anticuerpos separada, después de que se detectara un caso de virus asintomático en el campus, según funcionarios locales.

También los pasajeros de un vuelo a Beijing, se les indicó que desembarcaran después de que las autoridades descubrieron que había alguien de un área considerada de alto riesgo para la transmisión del virus a bordo.

Luego fueron llevados a un hotel donde los trabajadores de la salud tomaron muestras de la nariz y el ano, señaló un pasajero que pidió ser identificado solo por su apellido, Wang. Con información de Agencias