Foto: Internet.
Se dice que el migajón del pan engorda y es por eso que es mejor quitárselo pero, ¿esto es un mito o es verdad?

Primero revisaremos los beneficios del pan. Según la evaluación hecha por la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, las propiedades nutritivas de este alimento son:

* Almidón, un hidrato de carbono que proporciona al cuerpo la energía que necesita para poder trabajar.

* Grasa, otro nutriente energético que está presente en cantidades muy bajas (1%), a excepción de ciertas variedades comerciales de pan de molde y tostados, en las que el contenido graso oscila entre el 5 y el 15%.

* Proteínas vegetales procedentes del grano del cereal.

* Vitaminas del grupo B que son necesarias para el aprovechamiento de carbono.

* Además de minerales como fósforo, magnesio y potasio.

De acuerdo con nuestra experta en nutrición Fernanda Alvarado, las vitaminas del grupo B son los principales ingredientes que se ocupan en México para elaborar este tipo de pan, ya que son de los mayores portadores de energía. También para la elaboración del pan blanco en México se utiliza ácido fólico.

Una vez teniendo en cuenta los beneficios del pan para el ser humano, ahora sí vamos a la pregunta: ¿el migajón del pan engorda? Para resolver esta incógnita, la nutricionista Natalia Arévalo de la Universidad Andrés Bello de Chile, opina lo siguiente: "No es cierto, todo el pan tiene la misma cantidad de calorías, si le sacas la miga vas a disminuir la cantidad que vas a comer y por eso consumes menos calorías, pero no necesariamente va a ser porque ésta concentre todas las calorías del pan".

Mientras que nuestra experta en nutrición menciona que el migajón no es lo que nos hace engordar, pero tampoco aporta nutrimentos a nuestro cuerpo. En su debido caso, la corteza del bolillo es la que podría hacernos subir de peso, si se consume en exceso, por sus propiedades, pero es la parte con mayor cantidad de nutrientes.

Así que el migajón no engorda, esto es un mito.