Especial
A causa del escándalo, la directora y una de las maestras fueron separadas de su cargo hasta que concluyan las investigaciones
Este 14 habrá de cerrarse el plazo constitucional que establece la ley para la defensa del imputado”.
Gerardo Márquez Guevara, fiscal general.

Este lunes, la autoridad judicial seguirá con el caso de los presuntos acusados de violación sexual contra dos alumnos del jardín de niños “Guadalupe Borja de Díaz Ordaz”, después de haberlos imputado y detenido por el delito el pasado jueves.

En la audiencia convocada al Centro de Justicia Penal a partir de las 12:00 del mediodía, se analizarán las pruebas recopiladas hasta el día de hoy para llevar a vinculación a proceso a los acusados, el acompañante de música de la escuela y el conserje.

“Es un tema que ya fue judicializado. Este 14 habrá de cerrarse el plazo constitucional que establece la ley para la defensa del imputado. Habremos de esperar al día de mañana para establecer otras precisiones de este caso”, expresó el fiscal general del Estado, Gerardo Márquez Guevara.

En torno a información que ha transcurrido en redes sociales, el Fiscal General del Estado, descartó que ya se hayan iniciado investigaciones en otros jardines donde colaboraba el músico acusado.

 

“Nosotros dependemos de la denuncia de crímenes que nos haga la sociedad, si nos hacen petición o denuncia de algo que tendríamos que investigar, pues lo haríamos”, expresó. Desde el día que se llevó a la primera audiencia de imputación al delito, la familia del músico resaltó una serie de irregularidades que se dieron en torno a la acusación, y denunció que su familiar era un chivo expiatorio para que la autoridad pudiera deshacerse del caso.

Entre otras cosas, resaltó irregularidades en fechas de la acusación y fechas de trabajo del músico, así como de los deberes y la casi nula actividad que puede establecer un acompañante de música con los me nores, al no ser los primeros responsables de los mismos.

“La carpeta de investigación sigue abierta (…) Nosotros estamos trabajando en el propósito de generar algunas medidas peventivas para que no ocurran este tipo de eventos; pero es una labor de toda la sociedad, y de dependencias estatales, municipales y federales”, expresó el Fiscal.

Hasta este momento, la medida cautelar que se ha impuesto a los dos acusados, es la de prisión preventiva, y para la vinculación, el MP deberá presentar pruebas suficientes sobre la teoría del caso para que el juez acceda a vincularlos como los principales acusados y guiar el procedimiento a un juicio.

A causa del escándalo, la directora y una de las maestras fueron separadas de su cargo hasta que concluyan las investigaciones.