El esposo de Arellanes, Roberto Garza, publicó una fotografía en donde puede verse a la ex funcionaria municipal muy alegre en la playa de Puerto Vallarta acompañada de su familia.
Margarita Arellanes contrató un despacho legal por 7.5 millones de pesos para que la defendiera en caso de demandas o auditorías al término de su gestión con cargo al erario público

Monterrey, Nuevo León.- Muy sonriente y en la playa reapareció la ex alcaldesa de Monterrey Margarita Arellanes, quien enfrenta un proceso por ejercicio indebido de funciones.

Su esposo, Roberto Garza, publicó una fotografía en donde puede verse a la ex funcionaria municipal muy alegre en la playa de Puerto Vallarta acompañada de su familia.

A través de sus cuentas de Instagram y Facebook, Garza dio a conocer la imagen en la que su mujer luce un traje de dos piezas y lentes oscuros.

“Buena Semana a Todos”, escribió Garza junto a la publicación.

El proceso de Arellanes Garza se encuentra suspendido en tanto no se resuelvan los amparos que promovió su defensa y del resto de coacusados.

Arellanes es acusada del mencionado delito porque contrató un despacho legal por 7.5 millones de pesos para que la defendiera en caso de demandas o auditorías al término de su gestión.

El costo de los honorarios del bufete de abogados se hizo con cargo al municipio.