Pocos cambios sustanciales en el futbol mexicano. Mikel Arriola logró que se aceptara que la Liguilla regresara a lo que se cambió desde hace ya muchos años, cuando Necaxa le ganó el campeonato a Celaya, con todo y Emilio Butragueño, sin vencerlo en el marcador global. Fue en la final del torneo 1995-96, cuando en Guanajuato terminaron empatados a un gol y en el Azteca 0-0. La posición en la tabla le dio el campeonato a Necaxa.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, explicó que —después de reuniones de trabajo con los presidentes de los 18 clubes— llegaron al consenso de que eliminarían este criterio de desempate. Así lo manifestó la cabeza de la Liga y todos estuvieron de acuerdo, por lo que la teoría de la conspiración de que es capricho de uno u otro club puede quedar en el olvido. No fue por la eliminación del América contra Pachuca, quedando 5-5 en el global; no, es para darle valor a la posición en la tabla.

A muchos aficionados no les gustaba el gol de visitante, se les hacía injusto, pero muy pocos entendieron (incluida la gente de futbol), que se podía “jugar” con esa posibilidad, ya que nadie obligaba a los equipos a cerrar en su estadio, pues podían elegir si el partido en casa era el de ida o el de vuelta. Ahora, es entendible que —por cuestiones económicas— todos quisieran tener el partido de vuelta en casa.

Con esta determinación, tener una mejor posición en la tabla volverá a representar un valor importante, aunque seguramente en unos meses, cuando se juegue la Liguilla del Apertura 2021, habrá quejas de que los equipos que están más arriba en la tabla especularon en alguna de sus series de eliminación y arriesgaron poco para sacar provecho de este criterio. Es decir, nada gusta y siempre le pondrán un pero a todo.

Otra de las modificaciones importantes es la reducción de 33% a las multas que deben cubrir los últimos tres lugares de la tabla de cocientes, por lo que el sotanero pagará ahora 80 millones de pesos, el penúltimo 47 mdp y el antepenúltimo 33. De igual forma, se anunció la reducción de extranjeros o No Formados en México, algo que ya estaba amarrado desde hace tiempo y que se respetó, por lo que para el siguiente torneo los equipos podrán registrar solamente a 10 foráneos y no a 11, como en este último curso, además de que solamente podrá haber ocho de estos elementos en la cancha al mismo tiempo.

Se aprobaron a los inversionistas extranjeros para el Necaxa y el cambio en el Atlético de San Luis, además de cuestiones con los equipos juveniles.

Cambios y más cambios que no van de fondo, que no aportan realmente mucho después de una Asamblea para palomear lo que ya habían trabajado desde hace tiempo. El mayor escándalo, lo del gol de visitante, que parece exagerado o sin mucho sentido.

En Necaxa podrán contar con inversión extranjera luego de que la junta de dueños así lo aprobara.