Kevin, de nueve años, fue conducido a la Clínica 82 del Seguro Social para ser valorado. JETZA MÚZQUIZ
Como consecuencia, el menor fue trasladado, el ruletero puesto bajo custodia y el caso entregado al Ministerio Público

Saltillo. - Sin realmente estar lastimado de gravedad, un menor tuvo que ser llevado a un hospital y el conductor de un taxi fue detenido luego de que el niño se estrellara contra el vehículo que estaba estacionado.

Kevin, de nueve años, fue conducido a la Clínica 82 del Seguro Social para ser valorado, luego de los hechos ocurridos sobre la calle 22 de la colonia Herradura, hasta donde acudió Tránsito Municipal para tomar conocimiento.

Un trabajador del volante se encontraba, alrededor de las 7:40 de la tarde, esperando pasaje estacionado delante de la zona de condominios, con el coche encendido, cuando sintió que algo golpeó el costado izquierdo.

Se trataba de Kevin, quien aparentemente jugaba en la calle y sin la supervisión de un adulto, saliendo de entre unos camiones y bajando a la calle corriendo, sin ver que delante tenía el vehículo, siendo rebotado y cayendo al suelo.

Aunque no se trató de un atropellamiento, la mamá del niño - quien se hallaba en casa cuando pasó el percance - salió muy acongojada a pedir que su niño fuera revisado por médicos, pese a no tener lesiones aparentes luego de ser valorado.

Como consecuencia, el menor fue trasladado, el ruletero puesto bajo custodia y el caso entregado al Ministerio Público de Asuntos Viales para que puedan deslindar responsabilidades en torno a lo sucedido.