ARCHIVO
Javier Díaz, titular de la Administración Fiscal General del Estado recordó que en el 2018, lo recaudado fue de 2 mil millones de pesos

Arriba de 2 mil 200 millones de pesos netos recaudó en el año 2019 el Gobierno del Estado de Coahuila por concepto del Impuesto sobre Nóminas, alrededor de un 10 por ciento más que en el 2018.

Sin embargo, el empresariado de la Región Sureste de Coahuila ha manifestado su inconformidad, dado que no han atendido sus propuestas sobre las obras a realizar.

La recaudación de este impuesto debe de aplicarse en obras públicas, que se definen en un comité técnico que integran representantes de la iniciativa privada y autoridades estatales.

Sin embargo, empresarios consultados señalaron que “están rotas las relaciones” entre ellos y el Estado desde octubre del año pasado.

“La Unión de Organismos Empresariales de la Región Sureste de Coahuila se retiró de ahí (comité técnico). El motivo es que están haciendo (en el gobierno estatal) lo que ellos quieren con la lana, y lo que siempre nosotros hemos peleado, nomás te quieren para la foto”, subrayaron.

Javier Díaz, titular de la Administración Fiscal General del Estado. ARCHIVO

Algunas de las obras solicitadas por los empresarios y que no han sido atendidas como el arreglo del Parque Industrial de Ramos Arizpe, puentes a desnivel en el bulevar Vito Alessio Robles y Nazario Ortiz, un puente vehicular a desnivel en la carretera a Los Pinos, entre otras acciones.

Por sus parte, Javier Díaz, titular de la Administración Fiscal General del Estado recordó que en el 2018, lo recaudado fue de 2 mil millones de pesos por ISN, mientras que en 2019 fueron 2 mil 200 millones.

Y para este 2020, lo que se proyecta recaudar por este impuesto son 2 mil 411 millones de pesos, de acuerdo a consulta de VANGUARDIA de la Ley de Ingresos aprobada en diciembre pasado por el Congreso del Estado.

La Ley de Hacienda de Coahuila, en su artículo 21, señala que están obligados a pagar el ISN las personas morales o físicas que realicen erogaciones por concepto de salarios por la prestación de un servicio personal subordinado.