Según la Coordinadora, no existen las condiciones para la recepción de contenidos educativos en comunidades marginadas, en donde contar con un televisor es un privilegio. Foto: Tomada de Internet
Según la Coordinadora, no existen las condiciones para la recepción de contenidos educativos en comunidades marginadas, en donde contar con un televisor es un privilegio

La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), rechazó “la imposición” de un modelo híbrido educativo y de una educación a distancia “a través del monopolio televisivo” porque aseguro que  no existen  “condiciones técnicas, físicas y orográficas” para que los niños puedan recibir clases vía televisión, como lo anunció esta mañana Estebán Moctezuma, secretario de Educación del gobierno federal.

Según el magisterio, las condiciones existentes, en Oaxaca y en todo el país, no contribuyen a la recepción de contenidos educativos en las comunidades marginadas “donde contar con un televisor se traduce en un privilegio que queda desfasado cuando la niñez tiene que acoplarse al trabajo de campo y en familia para sobrevivir durante esta pandemia”.

La CNTE aseguró que la imposición de un modelo educativo a distancia desde la televisión no beneficia a la niñez del país dado que surge como una “estrategia aventurada” de la Secretaría de Educación Pública (SEP) “para el beneficio empresarial y no de la educación desde una perspectiva pedagógica para los mexicanos”.

Según la CNTE, la estrategia de la SEP-Televisoras sólo servirá para la manipulación y para la dominación desde “un proceso de adoctrinamiento” basado en intereses de los dueños de las televisoras que han perdido terreno y ganancias tras la era digital.

“El rescate de las televisoras en decadencia anunciado por el Gobierno Federal tiene costos y se traduce en dinero para los oligarcas desde la educación a distancia”, condenaron.

Los docentes aseguraron que contar con un televisor en el hogar no representa el acceso a contenidos educativos porque para hacer educación “es necesaria la retroalimentación y la reflexión desde una pedagogía crítica” como la que ellos plantean en su Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO).

“En este contexto y ante la decisión empresarial-unilateral de la SEP manifestamos que en tanto no existan condiciones de retornar a las aulas no habrá cabida a propuestas aventuradas que buscan la privatización de la educación porque la prioridad sigue siendo la vida, la salud y el bienestar de nuestros estudiantes, de maestros y maestras, así como de los padres de familia”, informó la coordinadora en un comunicado.

Según la Sección 22, la pandemia  ha puesto en jaque a las instituciones del país encargadas de velar y garantizar los más elementales derechos de la sociedad mexicana, dos de ellos, se traducen en salud y educación, mientras que el nuevo virus “sigue revelando que en las actuales circunstancias estos dos derechos han servido de pretexto para el pillaje de funcionarios y la privación de servicios básicos a los mexicanos”.

Denunció que “la corrupción, el enriquecimiento, despojo y sometimiento de la población a la sobrevivencia en condiciones raquíticas en materia de salud y educación” han sido las respuestas del Estado ante una avasallante pandemia que sigue cobrando la vida de miles de mexicanos.

“A más de medio año del surgimiento de este virus no han sabido responder a las necesidades en salud, equipamiento e infraestructura hospitalaria: sin embargo, desde su política gubernamental han aprovechado la oportunidad para imponer los proyectos económicos dirigidos al bienestar de la iniciativa privada en el marco del confinamiento de la clase trabajadora”.

Cuestionaron que mientras la crisis económica se hace evidente en el país, y tanto comerciantes como asalariados  buscan mecanismos de sobrevivencia en condiciones de pobreza y hambre, siga el constante aumento de muertes y contagios sin el anuncio de políticas que abonen a garantizar la salud con mayor infraestructura y distribución de medicamentos.

“Hoy, con la participación de empresarios oligarcas que constituyen al grupo de capitalistas que controlan los negocios, la vida política, económica y, ahora, educativa del país, la SEP anunció el inicio de un ciclo escolar atípico apoyado por las cadenas televisoras como: TV Azteca, Televisa, Imagen TV y Milenio, mismas que se han caracterizado por golpear fuertemente al magisterio democrático vanagloriando la política del poder y destruyendo lo que en las escuelas, a pesar de las carencias, construimos”, condenaron.

Este martes, el gobierno federal anunció que ante la imposibilidad de volver a clases presenciales, las cuales sólo se reactivarían en semáforo verde por el riesgo del Covid-19, este 24 de agosto el Ciclo escolar 2020-2021 comenzará a distancias, con apoyo de las televisoras, que darán servicio a 30 millones de alumnos en 16 canales.