El presidente estadounidense anunció que su país reconoce Jerusalén como capital del Estado de Israel y pidió que se inicien los preparativos para el traslado allí de su embajada.
La decisión viola el derecho internacional y todas las resoluciones de la ONU"...
Emmanuel Macron, presidente francés

El presidente francés, Emmanuel Macron, rechazó hoy el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel anunciado por el presidente estadounidense, Donald Trump, en un discurso en la Casa Blanca.

El estatus de Jerusalén debe determinarse en el marco de las negociaciones de paz de israelíes y palestinos, informó el Palacio del Elíseo en un comunicado tras una conversación telefónica de Macron con Trump.

"La decisión viola el derecho internacional y todas las resoluciones de la ONU", dijo después el propio Macron durante una visita a Argelia. Macron también hizo un llamamiento a la calma. "Debemos evitar a a cualquier precio actos violentos y dar prioridad al diálogo”.

El presidente estadounidense anunció que su país reconoce Jerusalén como capital del Estado de Israel y pidió que se inicien los preparativos para el traslado allí de su embajada, convirtiéndose en el primer país que instalará su legación diplomática en la ciudad.

La medida va en contra de la política seguida por la comunidad internacional, que espera que el futuro estatus de la ciudad se defina en negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.