Trabas. Para no recibir la denuncia se usaron argumentos como el horario, o la consulta de la recepción a superiores.
Gustavo García expuso que al acudir a la Dirección General de Responsabilidades de la FGE, la persona que los recibió argumentó que dicha instancia no es competencia, por lo que fue turnado a la Fiscalía Anticorrupción

Luego de que un grupo de maestros fueron desalojados de su plantón en el Congreso por fuerzas policiacas del Estado, uno de los representantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación interpuso denuncia por abuso de autoridad, pero le fue rechazada.

Ayer por la tarde, Gustavo García, integrante de la Coalición de Trabajadores de la Educación en Coahuila, acudió a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado para interponer su denuncia de hechos contra “quien resulte responsable”, donde señala que sujetos de identidad desconocida aplicaron la fuerza para sacarlo del Congreso el pasado martes.
 
“Es señalando en primera instancia a autoridades del Ejecutivo estatal, del Congreso del Estado, de la SSP, de Fuerza Coahuila o del grupo de individuos no identificados que tomaron por asalto el Congreso y que nos agredieron”, expuso. 

Dichos actos se suscitaron la madrugada del pasado miércoles, cuando un grupo de elementos de Fuerza Coahuila y presuntamente de la Fiscalía General del Estado, desalojaron a la guardia que permanecía en el plantón que fue instalado por maestros jubilados, ante la exigencia de modificaciones al servicio médico. 

El maestro jubilado expuso que al acudir a la Dirección General de Responsabilidades de la FGE, la persona que les recibió argumentó que dicha instancia no es competencia, por lo que fue turnado a la Fiscalía Anticorrupción. 

“No vengo a presentar un hecho de corrupción, aunque en el fondo sabemos que es lo que impera, pero lo que vengo es a presentar una denuncia por la agresión de la que fui objeto en el Congreso del Estado”, expuso.