Archivo
Mario Alberto Aguilar Flores, de aproximadamente 50 años, cayó desmayado luego del ataque

Mientras se encontraba limpiando cachivaches del patio de su casa, un ejidatario fue atacado por una serpiente, la cual consiguió morderlo dos veces antes de que el hijo de la víctima cotara la cabeza del animal con un azadón.

Sin embargo, Mario Alberto Aguilar Flores, de aproximadamente 50 años, cayó desmayado luego del ataque, por lo que el niño llamó a los números de emergencia 911, acudiendo la Cruz Roja para prestar apoyo. Los hechos sucedieron cerca de las 2:00 de la tarde, en el ejido Santa Beatriz, donde Mario tiene su domicilio.

El hombre decidió limpuar su domicilio y al mover unas llantas viejas fue atacado por la víbora.

Mario logró zafar a la serpiente, pero ésta le tiró una segunda mordida, que lo hizo perder el conocimiento. El menor de edad solicitó una ambulancia, siendo elementos de la Cruz Roja quienes lo trasladaron en código rojo hasta el área de urgencia de la Clínica Dos del IMSS, donde lo diagnosticaron como delicado.