Escurrimientos. El agua acumulada en este nuevo fraccionamiento, que carece de sistema de drenaje, se va por la parte de atrás e inunda las calles de Nogalar del Campestre y Loma Blanca. Fotos: OMAR SAUCEDO/CORTESÍA
Lluvias del pasado jueves anegaron calles de dos fraccionamientos

Fraccionamientos de un exclusivo sector al norte de la ciudad, como Loma Blanca y Nogalar del Campestre, resultaron afectados con las recientes lluvias y la falta de drenaje pluvial en el sector, el cual es cercano al arroyo Cuatro Bajo, además que hay nuevas construcciones que derivan agua a estos sectores.

Las calles de los fraccionamientos Loma Blanca y Nogalar del Campestre estuvieron anegadas el viernes con la lluvia, debido a que se ubican precisamente donde está el sector conocido como Cuatro Bajo, entre los bulevar José Musa de León y Carretera a Los Valdez.

En este punto vecinos reportaron vía redes sociales y VANGUARDIA que las calles estaban anegadas debido a la falta de drenaje pluvial en la zona y por nuevas construcciones.

En el caso de Nogalar del Campestre algunas de las calles reciben el agua que se acumula en el vado del bulevar José Musa de León. Incluso en el mes de marzo de este año reportaron una construcción que se edificaba precisamente en el paso del agua.

El Ayuntamiento de Saltillo tomó conocimiento de esta construcción y la detuvo tras el reporte de los vecinos, que aún siguen en busca de una solución al problema de inundación durante la época de lluvias.

Conducto. Por esta rejilla es donde se filtra el agua hacia la zona residencial.

En el caso del fraccionamiento Loma Blanca, los vecinos publicaron que las calles estaban anegadas debido que el agua acumulada en un fraccionamiento privado que se construye en la esquina de los bulevares Musa y Los Valdez, no tiene un sistema que envíe el agua hacia las vialidades o cualquier otro punto.

El agua que se acumula en este nuevo fraccionamiento privado, aún en construcción, pasa al fraccionamiento Loma Blanca a través de un predio privado que tiene solo rejillas en la colindancia, pero que deja libre la entrada de agua.

El pasado jueves, con el aguacero en la ciudad, el fraccionamiento Loma Blanca resultó afectado por primera ocasión en sus calles debido a que antes no existía el fraccionamiento privado y el agua se extendía en el terreno y buscaba cauce a las vialidades colindantes.

A través de redes sociales y en comunicación con VANGUARDIA, los vecinos piden una solución a este nuevo problema que se presentó con la lluvia, porque temen que vuelva a suceder, además el agua se acumula a tal grado que hace peligroso transitar en vehículo e imposibilita salir a pie.

¿Y el drenaje?

La problemática por las inundaciones se presenta en la zona residencial ubicada al norte de la ciudad.

La falta de drenaje pluvial, sería una de las causas.

Nuevas construcciones “desvían” el agua a las calles de Nogalar del Campestre y Loma Blanca.

Es la primera ocasión que se presenta una inundación como la del pasado jueves.

Inundación. Ni en vehículo se podía atravesar las vialidades.