Voluntarios de la asociación Conservacion San Lorenzo y de la empresa Hyster-Yale | Foto: Cortesía
Los materiales de plástico fueron donados a la campaña de reciclaje Reciclatón para apoyar a las niñas y niños del CRIT

Este sábado voluntarios de la asociación Conservacion San Lorenzo y de la empresa Hyster-Yale, por parte de la Universidad del Trabajador, recogieron 400 kilos de basura en los límites del cañón de San Lorenzo.

En la brigada de limpieza participaron aproximadamente 25 personas como parte de la conmemoración del Día Internacional del Voluntario.

Además de los residuos recolectados en la jornada de limpieza, los materiales de plástico (pet) fueron donados a la campaña de reciclaje Reciclatón para apoyar a las niñas y niños del CRIT Coahuila, atendidos por la Fundación Teletón.

Con esta campaña, la asociación civil Conservación San Lorenzo busca mantener limpio el entorno natural y hacer consciencia entre los ciudadanos sobre la importancia de reducir el impacto que genera la actividad humana en el entorno.

La brigada fue realizada en coordinación  con la Universidad Carolina, Protección de la Fauna A.C. (Profauna) y la Universidad del Trabajador.

El cañón de San Lorenzo, ubicado en la sierra de Zapalinamé, es una de las reservas naturales más importantes de la Región Sureste de Coahuila.

Se le conoce como el “Pulmón de Saltillo”, debido a que sus árboles ayudan a limpiar el aire de la ciudad, además sus reservas de agua proveen del líquido a la capital coahuilense, Arteaga y Ramos Arizpe.

En el cañón de San Lorenzo habitan millares de especies de flora y fauna, algunas de ellas en peligro de extinción.