Archivo
Mantenga el tanque de gas en la ubicación permanente a una distancia de tres metros de la mecha más cercana

Pintar de colores el tanque de gas, colocarle plastas de jabón o plastilina a la válvula del cilindro o mantenerlo cerca del calor del boiler o la estufa, podrían ser causas para originar una explosión de gas en tu domicilio, advierte Sergio Robles Garza, director de Bomberos y Protección Civil en Saltillo. 

Si usted pintará el aljibe de su casa y no cuenta con ropa de algodón —que evita fricciones—, es recomendable mojarse la ropa pues así se evitará que la pintura compuesta por solventes en mezcla con los gases que guarde el aljibe, se friccione y ocasione una explosión por la energía estática. 

Antes de instalar las conexiones del cilindro de gas revise que las mangueras de conexión no sean de hule —pues no son ideales para alta presión— y estén en buenas condiciones, de lo contrario podría desencadenar una fuga de gas que a la más mínima chispa genere una explosión. 

Mantenga el tanque de gas en la ubicación permanente a una distancia de tres metros de la mecha más cercana, pues eso también podría ocasionar un flamazo por la acumulación de gas: 

“Esto normalmente no ocurre cuando vemos casas de interés social, construidas hace varios años por el Infonavit, donde la distancia entre el tanque de gas y el boiler es de centímetros porque está pegado uno con otro generando ese riesgo”, advierte Robles Garza. 

El tanque de gas debe colocarse de preferencia en el techo, pues al ser más pesado tiende a estar más hacia abajo, pero estando en el techo fácilmente se ventila y no se acumula.  

Si la compañía de gas surtirá un tanque estacionario, los niños deben alejarse, pues existe el riesgo de que escape una cantidad de gas que podría dirigirse cerca del boiler o la estufa y ocasionar un flamazo donde puede resultar herido el menor. 

¿Qué ocasiona la explosión? 
Para que pueda ocurrir una explosión de gas deben mezclarse el oxígeno y el gas a tal grado que a la menor chispa —incluso originada por nuestro propio cuerpo a través de la energía estática—, se genere un flamazo o una explosión. 

Según el director de Protección Civil este tipo de reportes son atendidos con frecuencia por los bomberos. Durante octubre se atendieron 27 llamadas de auxilio para atender fugas de gas LP y 29 de gas natural y el año pasado fueron 32 y 37, respectivamente. 

Según Robles Garza el riesgo de sufrir una explosión en la medida de que la instalación no es revisada por un especialista, o está parchada, o hay otras variables que podrían ocasionar una fuga de gas.