Especial
La domiciliación de recibos consiste en aceptar el pago automático de servicios a través de una tarjeta de crédito, débito o cuenta de cheques

Ante la pandemia del COVID-19, la recomendación de las autoridades de salud es evitar salir de casa y mantenerse alejado de lugares con afluencia, entre ellos las sucursales bancarias. Por tal motivo, domiciliar recibos es una opción que ayuda a realizar pagos a tiempo sin exponerse en lugares públicos.

La domiciliación de recibos consiste en aceptar el pago automático de servicios a través de una tarjeta de crédito, débito o cuenta de cheques.

La operación es iniciada por el beneficiado luego de que el usuario de la cuenta da su consentimiento. El cargo se realiza en automático en una fecha definida y por un monto específico.

Entre los pagos que se pueden domiciliar están los recibos de agua, luz, telefonía móvil, internet, predial, seguros, TV por cable, mensualidad de gimnasios, colegiaturas, gas, servicios médicos, suscripciones en aplicaciones móviles o plataformas de internet, entre otros.

Este beneficio bancario contribuye al ahorro de tiempo, transporte y puntualidad en pagos. Además, es una manera de administrar y tener un control de las finanzas personales, ya que se tiene la posibilidad de monitorear los movimientos de la cuenta a través de la banca en línea o la aplicación móvil bancaria.

Sin embargo, que un pago se realice de manera automática no significa poder desentenderse de la situación, pues es muy importante verificar que la cuenta domiciliada tenga los fondos suficientes.

De no ser así, el cobro no se realiza y se pueden generar intereses por pago tardío o incluso darse la cancelación del servicio contratado.

Para domiciliar un pago es necesario contactar a la institución bancaria con la que se tenga una cuenta activa. La comunicación puede darse a través del sitio web oficial de cada banco o por vía telefónica.

Luego de verificar que la cuenta aplica para tener pagos domiciliados, lo siguiente es llenar formularios para que se proceda el trámite. Los requisitos y especificaciones de las domiciliaciones varían de acuerdo con cada banco.

TIPS

Asegúrate de mantener saldo suficiente en tu cuenta o línea disponible en tu tarjeta de crédito.

Ten presente  la periodicidad, fechas y monto de cobro de cada servicio.

Algunos servicios como CFE o Telmex pueden tardar entre uno y dos meses en realizar el primer cobro domiciliado, en este periodo deberás seguir realizando el pago de manera personal.

Adriana Armendáriz

Reportera de tendencias con experiencia en el ámbito deportivo. Ha tenido coberturas en Liga MX, Liga Mexicana de Beisbol y el Abierto de Tenis en Monterrey. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México.