Foto: Archivo
El Cesame tiene capacidad para internar a 60 pacientes con enfermedades mentales agudas

El Centro de Salud Mental (Cesame) reconoció que constantemente está saturado y que el problema data de hace varios años, luego de que VANGUARDIA publicara el caso de un joven con tendencia suicida cuyo ingreso fue rechazado el jueves pasado por falta de capacidad, pues esos pacientes no se consideran de atención urgente.

“(Un enfermo mental) estará en un hospital cuando se encuentren en una etapa aguda. Cuando está en descontrol. Si está en una neurosis y de angustia, lo hospitalizamos, controlamos esa angustia y que la rehabilitación se haga en casa.

“Si es una depresión, la controlamos y lo enviamos a casa; pero, por ejemplo, ante una crisis de psicosis no puede estar en casa”, señaló el Cesame en una respuesta institucional.

En ese sentido, el centro argumentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en caso de enfermedades “no agudas”, lo mejor es que las personas regresen a sus casas.

Actualmente, el Cesame tiene capacidad para internar a 60 pacientes con enfermedades mentales agudas y, al preguntársele a sus directivos si hay algún plan de expansión, estos respondieron que no es lo adecuado.

“No es la indicación que tiene la OMS. Entre menos se pueda tener un enfermo mental hospitalizado es mejor”, afirmó el centro.

El Cesame es, por su naturaleza, la opción de atención para personas con tendencia suicida, una crisis de salud que no da tregua a Saltillo y la Región Sureste. El sábado anterior, tras registrarse el caso consumado número 29 en la zona, el 2018 igualó el peor registro en los cuatro primeros meses de un año en el último lustro.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.