Archivo
En el 2016, Barack Obama recibió a 85 mil refugiados; en el 2017 fueron 110 mil. Pero Trump lo recortó a 30 mil en 2019

WASHINGTON, EU.- El gobierno del presidente Donald Trump anunció que reducirá el número de refugiados admitidos en Estados Unidos para el año fiscal 2020 (que va de octubre de 2019 a septiembre 2020), de 30 mil admisiones a sólo 18 mil, la mas baja desde que se creó el programa de reasentamiento en 1980.

De éstos 18 mil, 5 mil serían para minorías religiosas perseguidas –un intento de reforzar el enfoque de Donald Trump en la libertad religiosa global– y mil 500 se reservarían para ciudadanos de Guatemala, Honduras y El Salvador, quienes piden asilo en Estados Unidos en cifras mucho mayores.

El límite ha provocado protestas de grupos de defensores de derechos humanos, así como de autoridades gubernamentales. “Reducir el número de refugiados que Estados Unidos aceptará a esta cantidad tan baja no refleja otra cosa más que los intentos de este gobierno de odiar, dividir y predisponer aún más a un país que alguna vez valoró la dignidad, igualdad y justicia”, dijo Ryan Mace, especialista en cuestiones de refugiados de Amnistía Internacional de EU.

El “techo de refugiados” impuesto por las autoridades estadounidenses para el año fiscal 2019, establecía la admisión de 30 mil personas. Estas cifras son muchísimo más bajas que las que hubo durante la Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017), quien abrió la puerta a unos 110 mil refugiados en el año fiscal 2017 y a unos

85 mil en 2016, coincidiendo con la huida de miles de personas de la guerra en Siria.
Para justificar su decisión, el Departamento de Estado de EU aseguró en un comunicado que en el “centro de la política exterior de la Administración Trump está el compromiso de tomar decisiones basadas en la realidad, no en los deseos, y de impulsar resultados óptimos basados en hechos concretos”.

(EFE y APTABLA )