La austeridad y los ajustes adicionales hasta de un 75 por ciento de los gastos de operación, mantienen un grave retraso y hasta en inmovilidad a áreas clave del gobierno federal y de la Ciudad de México. Foto: Tomada de Internet
La austeridad y los ajustes adicionales hasta de un 75 por ciento de los gastos de operación, mantienen un grave retraso y hasta en inmovilidad a áreas clave del gobierno federal y de la Ciudad de México

La austeridad y los ajustes adicionales hasta de un 75 por ciento de los gastos de operación, mantienen un grave retraso y hasta en inmovilidad a áreas clave del gobierno federal y de la Ciudad de México, pues hay carencia desde papel de baño hasta equipos de cómputo, advierten servidores públicos de mandos medios.

“El desmantelamiento de los servicios básicos y operativos federales en Hacienda, Economía, Trabajo, Salud, afectan la operación: no hay oficios a tiempo, no hay autorizaciones de temas urgentes, no hay internet, no hay copias, servicios de mensajería, hay áreas totalmente muertas”, comentó un funcionario del IMSS.

En la Secretaría de Finanzas de la CDMX, revela un jefe de área, “tenemos áreas con 50 personas laborando y donde hay sólo dos teléfonos y 15 computadoras, y muchas no funcionan por obsoletas; la comunicación interna es vía celular de los propios empleados, la sistematización de la información esencial es lentísima y hay graves retrasos en oficios, autorizaciones de acciones esenciales que no avanzan”.

“Otro de los graves vicios es que, además de que se trabaja con mucho personal de honorarios, con interinatos, hay muchos directores que desconocen el trabajo y muchos ni asisten. No es posible que en áreas especializadas, como en las subtesorerías de administración tributaria, de fiscalización estén personas apenas con preparatoria, sin la preparación mínima”, revelan.

Desde la Coordinación General de Administración de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, afirmaron que “los recortes afectarán con montos de faltantes de alrededor 6 millones de pesos en electricidad, 10 millones en vigilancia, los insumos para la oficina adquiridos son de tan mala calidad, que los empleados prefieren llevar sus propias plumas, lápices…”.

“Los teléfonos son insuficientes y sólo de uso interno, los empleados usan sus propios celulares, no hay servicios de mensajería. En cambio, hay gastos absurdos, como el construir de urgencia un túnel sanitizante que sólo funcionó con agua y lo retiraron por inoperante”.

También relataron que “es de un grave daño al erario en las dependencias locales y federales la incapacidad, el desconocimiento y la inexperiencia de los funcionarios directivos que el gobierno ha colocado en áreas estratégicas, porque toman decisiones erróneas”.

En la Secretaría de Gobierno de la CDMX, en el área de Ordenamiento de la Vía Pública, “por escasez, el personal de campo debe ahora medir, ahorrar y limitar el gasto en el mantenimiento del parque vehicular, servicio a las camionetas, gasolina, bolsas y todos los insumos necesarios para proceder al decomiso de mercancías, necesidades de almacén y otros servicios”.

Empleados de la Secretaría de Economía federal indicaron que “se les anunció que retirarán cientos de las computadoras de escritorio a todo el personal y que les avisarán de una opción para poder hacer su trabajo. A algunos se les propuso comprar el equipo en uso, otros compartir terminales, hasta que se determine la decisión a tomar”.

Ajustes en el gasto ponen en riesgo vidas: PAN y PRD

Líderes parlamentarios del PAN y PRD en la Cámara de Diputados criticaron que la decisión del gobierno federal de ajustar hasta en un 75 por ciento el gasto de operación.

“Se debió evaluar con realismo el impacto que tuvo y tendrá en la sociedad la toma de malas decisiones del gobierno”, dijo el líder del PAN en San Lázaro, Juan Carlos Romero Hicks.

“Estamos obligados a señalar la irresponsabilidad del Presidente y sus funcionarios al no haber hecho las reservas estratégicas”, agregó.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez, alertó que “la decisión de ajustar el gasto de operación en un 75 por ciento llevará a la parálisis en muchas áreas, en un gobierno de por sí inmóvil ante los grandes problemas, como la pandemia, la inseguridad, la violencia, el desempleo y en rubros que tendrán un costo de hasta vidas humanas”.

En Cuernavaca, empleados pagan por focos y pintura

Cuernavaca, Mor.- El recorte presupuestal a programas operativos a nivel federal sumado a la crisis por COVID-19 impactó en Morelos, al grado que en casos como Cuernavaca los empleados municipales tienen que pagar los focos para los semáforos y la pintura para balizamiento y señalización.

La carencia de recursos ha provocado que incluso en áreas como ingeniería urbana, cuando los semáforos se descomponen, tarden en repararse o se dejen de instalar.

El bacheo de calles no opera al 100 por ciento, hay colonias como en la Antonio Barona, Ciudad Chapultepec, Flores Magón o residenciales como Delicias o Vista Hermosa, donde se reportan baches o grietas que realiza el personal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado y que tardan más de 6 meses en atenderlos.

Asimismo, algunas colonias como Acapantzingo o Satélite se han quedado sin agua, por varias semanas, debido a la descompostura de las bombas y el retraso en la reparación, esto lleva a los vecinos a cerrar calles y avenidas.

Además, a raíz de la contingencia por COVID-19, se afectó la recaudación de impuesto predial hasta del 70 por ciento, anunciaron la semana pasada autoridades del municipio.

En el caso de la capital, el alcalde Francisco Antonio Villalobos anunció el 25 de junio que ante el efecto de la crisis económica, se vio en la necesidad de diferir el pago de la quincena a trabajadores sindicalizados, de confianza y hasta jubilados y pensionados.

El secretario de Administración, Alejandro Flores, informó en un comunicado que se habló con los cinco organismos sindicales, que representan a los más de 2,500 jubilados, para explicarles que no se contaba con los recursos para su pago –programado para los días 10 y 25 de cada mes–, y se comprometió a cumplirlo el 30 de junio cuando ingresaran a las arcas los recursos provenientes de las participaciones federales, o antes, de ser posible.

La situación llevó al edil Villalobos a contratar un crédito por 90 millones de pesos que –asegura– alcanzará a pagar durante su gestión.

Este hecho le generó críticas, pues actualmente la capital cuenta con créditos activos que se contrataron desde 2010 por 700 millones de pesos.

La auteridad. En mayo, en pleno aceleramiento de la pandemia de Covid-19, el ayuntamiento de Jiutepec anunció un recorte del 50 por ciento al salario de los empleados de base y de 20 por ciento al personal de confianza, principalmente jefes de departamento y secretarios.

Semarnat se queda sin oficina en Chiapas

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- En mayo de este año, la delegación en Chiapas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) recibió la notificación de que su presupuesto para gastos operativos, unos 11 millones de pesos anuales, fueron recortados 75 por ciento.

Ello significó una reducción de gastos, empezando por dejar las oficinas que rentan desde hace 15 años en la capital. De acuerdo con el testimonio de trabajadores de la dependencia, a partir de ese momento inició la gestión para “buscar un lugar en las instalaciones que posee la Comisión Nacional del Agua”, una de las pocas dependencias federales con instalaciones propias.

La pandemia suspendió el cierre y traslado de oficinas, pero no el recorte de otros gastos, como la renta de equipo de cómputo. “Hace un mes llegaron los de la empresa donde se renta el equipo y nos cambiaron las computadoras. Nos dejaron unas usadas y viejas, con sistemas operativos obsoletos. Es un problema porque nosotros hacemos una serie de trámites a favor de personas del sector social que hacen uso de aprovechamientos forestales y de vida silvestre”, explicó una de las técnicas de la dependencia.

“Los ahorros del Presidente están afectando no tanto a los trabajadores, sino a la población. Nosotros damos prioridad a la atención a las personas solicitantes, pero ahora ni papelería, ni hojas para imprimir”, señaló una de las secretarias.

Detalló que por ahora el recorte “no se siente tanto, porque por la pandemia, de 60 trabajadores venimos a la oficina en grupos de 15; y porque han disminuido los trámites, pero esto sigue afectando. Ya ni oficinas propias tendremos”. Con información de Verónica Bacaz y Ángeles Mariscal.

El Financiero

Diario mexicano de circulación nacional especializado en economía, finanzas, negocios y política que se imprime en la Ciudad de México, propiedad de Grupo Multimedia Lauman.​ Su presidente y director general es Manuel Arroyo Rodríguez y el director editorial es Enrique Quintana​.