Archivo
47 años han pasado desde que ocurrió la explosión de las minas en Barroterán, Coahuila.

Hoy se cumplen 47 años de la tragedia que marcó a la comunidad de Barroterán, Coahuila. El 31 de marzo de 1969 explotaron dos minas de carbón por la acumulación de gas metano y 153 fallecieron, dejando a viudas, huérfanos y cientos de personas sin su familia, quienes hoy los recordarán como hacen cada año.

Como ya es costumbre cada 31 de marzo, hoy se celebrará una misa en memoria de los caídos y se colocaron ofrendas florales y guardia de honor frente al monumento de El Minero en la plaza de la comunidad. Acudirán familiares de los mineros fallecidos y autoridades municipales.

Como el caso de doña Antonieta, que hoy tiene 73 años y en aquel entonces estaba recién casada con Luis, quien llevaba dos años trabajando como minero cuando ocurrió el accidente y él estaba adentro de la mina 2 “Guadalupe”. A la fecha ella sigue escuchando el estruendo que cimbró al pueblo.

“Es un pueblo chiquito, todos escuchamos la explosión y yo temblé al instante porque mi esposo estaba trabajando. Hoy hay días que sueño y que escucho el estruendo como si fuera ese día, pero cada año voy a misa a pedir por el descanso de Luis y aquí estamos pasándola. Su hijo ya es todo un profesionista”, comentó Antonieta.