AP
A pesar de que el ala cerrada se mantuvo dentro del protocolo de conmociones cerebrales, se dice que aún tiene la intención de jugar en la NFL con otro equipo

Tras no jugar toda la temporada pasada debido a que no pudo pasar el protocolo de conmoción cerebral, Jordan Reed fue liberado de los Redskins y su futuro en la NFL está en el aire.

El ala cerrada de 29 años de edad, sufrió una conmoción cerebral en la pretemporada, la séptima documentada en sus 10 temporadas, incluyendo su paso por la universidad.

De hecho el nuevo entrenador en jefe Ron Rivera dijo hace unas semanas que Reed no había podido superar el protocolo.

El miércoles se informó que el jugador había sido eliminado del programa de protocolo, pues la idea de Washington era liberarlo.

 

El propio Reed ya había adelantado su futuro, pero dejó indicios de que buscaría otro equipo para mantenerse dentro de la NFL en la próxima campaña.

Washington seleccionó a Reed en la tercera ronda. Desde su temporada de novato en 2013, el egresado de Florida nunca ha podido tener una temporada regular completa. Lo más cerca que estuvo fue en 2015, su mejor temporada estadística, cuando acumuló 87 pases para 952 yardas y 11 touchdowns en 14 juegos (nueve como titular).

Reed atrapó 54 balones para 558 yardas y dos touchdowns en 13 juegos (ocho aperturas) en 2018 antes de perderse todo 2019. 

Si bien las conmociones cerebrales han sido la principal preocupación de Reed a lo largo de su carrera, también ha estado limitado por varias otras lesiones, incluidas múltiples lesiones en los isquiotibiales, un hombro separado y una lesión en el dedo del pie que requirió cirugía.

Este movimiento, le ahorrará a Washington unos 8.5 millones de dólares en espacio de capitalización, según Spotrac. A Reed todavía le quedan dos años en la extensión de cinco años que firmó en mayo de 2016 por un valor de hasta 46.75 millones de dólares.