Por otra parte, el CEO de Capital Analyst, Raymundo Díaz, dijo que a corto plazo es una compra benéfica, pero a mediano y largo plazo las calificadoras van a poner mucha atención a las finanzas. ESPECIAL
Por su parte el CEO de Capital Analyst apuntó que la compra por parte de Petróleos Mexicanos será benéfico en un corto plazo

El director del Instituto de Estudios Empresariales Coahuila Sureste (IEECS), Antonio Serrano Camarena, afirmó que “fue una ganga” la compra de la refinería Deer Park en Texas, Estados Unidos, por parte de Petróleos Mexicanos.

En entrevista para VANGUARDIA apuntó que “desde el punto de vista financiero y de planeación estratégica fue una muy buena idea”, apuntó.

También destacó que “preocupa un poco la parte de que si en Pemex y en general México, tiene la tecnología necesaria para poder aprovechar una industria que está en caída”.

Afirmó que la refinería se compró a muy buen precio, pero que México va a tener petróleo sólo por 15 años más por lo que “se tendrá que analizar con más cuidado hasta dónde se podrá llevar esta inversión y producción de hidrocarburos”.

Advirtió que es un momento precario para hacer una inversión de este tipo porque ya se va de salida en este tipo de tecnologías.

INTERNET

“Ya se habla que para el 2030 que el 60% de los nuevos vehículos serían eléctricos, pero en este momento es una buena inversión porque se realiza a través de las acciones y no de la empresa en su totalidad”, dijo el doctor en Economía.

En cuestión de los costos de la refinería en Estados Unidos, señaló que son bastante más baratos que en México “hasta un 35% por ciento porque no tienen sindicatos”.

“Además hay una ventaja de contratar y despedir personas sin más gastos, a diferencia de México”, aclaró.

Por otra parte, el CEO de Capital Analyst, Raymundo Díaz, dijo que a corto plazo es una compra benéfica, pero a mediano y largo plazo las calificadoras van a poner mucha atención a las finanzas.

“Uno de los principales financiamientos para hacer esas compras  y por la caída de utilidades e ingresos de Pemex, muy posiblemente va a tener que mantener o aumentar el número de colocación de bonos, es decir, una de las alternativas para financiar esas compras en el mediano plazo, es muy posiblemente que Pemex busque colocar nuevos bonos este año, no solo para la compra y adquisición de la refinería, sino también principalmente para mantener la estructura financiera anterior, es decir, el pago de intereses y vencimientos”, indicó.

Con Pemex añadió que también llama la atención el tema de las calificadoras, Moody’s es la que más castigada tiene a Pemex, después de Standard & Poor’s , asimismo la primera está a un escalón de quitarle el grado de inversión a Petróleos Mexicanos, lo que también se conoce la triple B y que es el rango de calificación aprobada por los inversionistas a nivel mundial.

“Nos preocupa un poco cuál va a ser ese pago y cuál va a ser la tasa de retorno, sabiendo que tiene costos corrientes importantes como puede ser la construcción de la Refinería de Dos Bocas, el impacto de la caída en el precio del petróleo y cómo puede impactar en las finanzas públicas el pago de impuestos y sus vencimientos, así como el mantenimiento de las refinerías actuales”, indicó. Con información de Rebeca Ramírez

AUTOABASTO DE COMBUSTIBLES

CDMX.- La adquisición de la refinería Deer Park, en Houston, Texas, es parte de la política energética que permitirá a Pemex producir un millón 362 mil barriles diarios de petrolíferos como gasolinas, diésel y turbosina, para abastecer la totalidad de la demanda en México.

La meta de producción que se propone alcanzar Pemex será aproximadamente el doble del volumen de petrolíferos que se elaboraron en 2020 por 691 mil barriles diarios y 405 mil barriles más que con respecto al promedio diario del primer trimestre de 2021, de acuerdo con las estadísticas petroleras que dio a conocer la empresa petrolera.

Confirmó que actualmente Pemex posee el 49.995% de las acciones y pretende adquirir el 50.005% de las acciones que actualmente tiene Shell Oil Company, transacción que tendrá un valor de  596 millones de dólares, lo cual se pagará en efectivo, otro monto serán las obligaciones de deuda de la sociedad de Shell y por otra parte los inventarios que se adquieran a la fecha. El Universal