Foto: Especial
Se revisará el legado que dejó el coahuilense Venustiano Carranza en el proceso de establecimiento del nuevo Estado mexicano con la Constitución de 1917

La Academia Interamericana de Derechos Humanos organizará mesas de trabajo para discutir la doctrina del ‘Varón de Cuatro Ciénegas’

Con el objetivo de analizar el legado de don Venustiano Carranza con enfoque en política exterior y derechos humanos, la Academia Interamericana de los Derechos Humanos (AIDH) llevará a cabo jornadas con las que se instalarán mesas de trabajo para encontrar los retos hacia el futuro de la llamada “Doctrina Carranza”.

En rueda de prensa, el director de la AIDH, Luis Efrén Ríos Vega, señaló que la jornada de la “Doctrina Carranza” se deriva de diversos proyectos académicos que ha venido desarrollando la Academia en los últimos años.

“Es un trabajo relacionado con la importancia de conocer las ideas que constituyen a una República, a partir de los debates históricos y constitutivos en función de personajes importantes. Este año hemos acordado una nueva perspectiva de Venustiano Carranza y relacionada con el tema de derechos humanos”, dijo.

“Es importante para los historiadores, cómo a partir de la creación de la nueva Constitución no solo hay un reglamento o nuevas leyes internas, sino una política exterior de no intervención hacia otras naciones y hacia México. Esta política de Carranza duró muchos años, casi todo el siglo 20, donde México estuvo cerrado ante los posibles conflictos internacionales”, indicó Óscar Flores, investigador de la Academia.

Por su parte, Magda Robles, directora del Centro de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, informó que las mesas de trabajo y discusión tendrán a varios especialistas como Luis Barrón, Agustín Sánchez, Carlos Recio, Óscar Flores y Luis Efrén Ríos Vega, entre otros.

“El fenómeno de las fronteras, los procesos migratorios en el sur y otros temas que tienen un impacto importante como los desplazamientos, lucha contra el narcotráfico, la delincuencia. Hemos planteado dos mesas de análisis, la primera sería histórica para empezar a reflexionar sobre la Doctrina Carranza”, dijo.

“Las reflexiones que deriven de esta mesa serán importantes para la Academia y visualizar si esta evolución en 100 años, cómo ha beneficiado y cómo se presentarían los retos de cara a la protección de los derechos humanos en México”, concluyó.