Este mes celebramos la protección de la Sierra de Zapalinamé, porque el 15 de octubre de 1996 el Gobierno del Estado de Coahuila la declaró Área Natural Protegida y definió un plan de manejo para su conservación. Se cumplen 23 años de protección, con buenos logros, grandes avances, reconocimiento internacional y también muchos retos por cumplir. 

Aunado a esto, el Municipio de Saltillo hace poco dio a conocer su Agenda Ambiental, un programa de acciones estratégicas para mejorar el medio ambiente en nuestra ciudad. En particular hace énfasis en la reforestación como eje prioritario para mitigar los efectos del cambio climático. El sábado arrancó la primera jornada de reforestación en Zapalinamé, la meta es plantar un millón de árboles en dos años en aproximadamente 18 hectáreas. 

¿Por qué es tan importante la reforestación de Zapalinamé? Porque los árboles son imprescindibles para la producción de oxígeno y para la absorción de dióxido de carbono, así a mayor cantidad de árboles se disminuye el efecto invernadero en el planeta. Esto los convierte en un elemento prioritario para mitigar y hacer frente a los efectos del cambio climático. Si hay más árboles en Zapalinamé, también hay más agua. Los árboles son responsables de disminuir la erosión del suelo y permitir que el agua se filtre al subsuelo y se puedan recargar los acuíferos, así abastecer a las ciudades de Saltillo, Arteaga y Ramos Arizpe. Estos son algunos de los beneficios que generan los árboles en los ecosistemas. 

¿Por qué es tan importante la participación de la sociedad? Así como los árboles son fundamentales para hacer frente al cambio climático, la participación de la gente es prioritaria para lograr un proceso de cambio social que inicia con la concientización individual, con la información y valoración de nuestro entorno. La reforestación participativa, siembra la voluntad de un cambio, contribuye a la reconexión de los ciudadanos con la naturaleza y a sentir que aportan directamente a su cuidado y conservación.  

El sábado 12 de octubre, cuatro mil personas contribuyeron a esto, plantaron 10 mil árboles, y también la voluntad de un cambio, dieron un paso a ser parte de esa transformación social, que al igual que el crecimiento de los árboles requerirá de cuidado y constancia para que se consolide. 

Infórmate sobre las jornadas de reforestación en las redes sociales de municipio, del IMPLAN, de la Secretaría de Medio Ambiente y de la Asociaciones que participan, es un excelente plan familiar para un fin de semana. ¡Únete a este cambio social!

Reconexión Natural
Gabriela De Valle