Foto: Especial
Durante su mensaje, al insistir que su gobierno busca representar la Cuarta Transformación, dijo que las tres anteriores en la historia del país han estado vinculadas a una nueva Constitución

Tlapa de Comonfort, Gro. Al referir que las tres transformaciones que ha tenido el país estuvieron acompañadas de una nueva Constitución, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que, aunque no promoverá una nueva Carta Magna, “cuando se vengan a dar cuenta ya va a haber una nueva Constitución” producto de las reformas y el nuevo marco legal que ha impulsado su gobierno.

Las reformas, dijo, se realizan además para que no se use la fuerza para quitar a autoridades legítimamente constituidas y no haya golpes de Estado, lo cual también fue uno de los motivos para dar asilo al presidente Bolivia, Evo Morales.

El mandatario encabezó este domingo un diálogo con integrantes de los pueblos mixteco, tlapaneco, amuzgo y náhuatl, en esta localidad. Recordó que hace 20 años se quedó una semana aquí para conocer todos los municipios aledaños.

Durante su mensaje, al insistir que su gobierno busca representar la Cuarta Transformación, dijo que las tres anteriores en la historia del país han estado vinculadas a una nueva Constitución.

“¿Qué correspondía si habláramos de la Cuarta Transformación? Hacer una nueva constitución. Pero dijimos: no, va a generar mucho revuelo. Nos vamos a ir despacio porque llevamos prisa, y cuando se vengan a dar cuenta ya va a haber una nueva constitución, y puedo decir en Tlapa que ya hay una nueva constitución”, indicó.

Para explicar las modificaciones actuales al marco jurídico mexicano, recordó que “aunque parezca increíble la corrupción no estaba considerada como delito grave”, lo cual se reformó.

Además, “los de mero arriba no pagaban impuestos o se les condonaban impuestos”, mientras que la población sí lo hacía con el pago de cualquier mercancía, así como los comerciantes y la clase media. Recalcó que a los grandes contribuyentes se les condonaron 400 mil millones de pesos, pero ahora se reformó las leyes para prohibir la condonación.

También, dijo, ahora es delito grave el fraude electoral tras modificarse la Constitución, y se canceló la reforma educativa, además de establecerse el derecho a la salud.

“Acabo de enviar la última iniciativa de ley al Congreso para que se eleve a rango constitucional y que sea derecho, el que reciban pensiones los adultos mayores, las personas con discapacidad, y que los estudiantes pobres tengan derecho a recibir una beca para estudiar en todos los niveles de escolaridad, eso va a quedar establecido en la Constitución”, agregó.

Dichas reformas, así como el asilo otorgado a Evo Morales, “lo hacemos para que no se use la fuerza para destituir a una autoridad legal y legítimamente constituida; no queremos aquí, en México, golpes de Estado, no queremos la imposición mediante la fuerza, por eso, siguiendo la tradición histórica en política exterior de nuestro país, se le dio asilo humanitario al presidente de Bolivia, Evo Morales”.

Por eso, indicó, ya hay una nueva Constitución y “estamos avanzando no sólo en tener este marco jurídico distinto, diferente, en el que ya no haya autoritarismo, no haya autoridad, también en el terreno, en la práctica, se está avanzando”.

En el encuentro con las comunidades originarias expuso que a un año de su gobierno, de cada 100 hogares en México, en 50 está llegando un apoyo, pero en el caso de las comunidades indígenas, de cada 100 casas, está llegando a 90, y buscará cubrir el cien por ciento de dicha población.

Durante el acto, Victoria Flores Morales, representante del pueblo mixteco, le agradeció por brindar asilo a Evo Morales, presidente de Bolivia que se encuentra en asilo en México, y presentó un pliego petitorio a nombre de las distintas comunidades indígenas de la región.

Entre las solicitudes, llamo a erradicar la discriminación y prejuicios, así como acciones para la buena convivencia y desarrollo de infraestructura para las comunidades.

Cuando la comunidad camina con las mujeres se refleja en bienestar, agregó, pero recalcó que para ello se necesitan políticas públicas que erradiquen la mortalidad materna, la violencia hacia las mujeres, y la participación en las tomas de decisiones públicas.

También pidió ampliar programas como el de precios de garantía y de Sembrando Vida. Más tarde, el presidente López Obrador detalló que Sembrando Vida iniciará en Guerrero con la siembre de 50 mil hectáreas de árboles en 2020, que generará 20 mil empleos de manera permanente hasta concluir su administración en 2024.

Por su parte, el gobernado de Guerrero, Héctor Astudillo, suscribió las peticiones de las comunidades indígenas, y dijo que en el documento de su pliego petitorio están grabadas los deseos y necesidades de los pueblos originarios.

“La desafíos que enfrenta Guerrero son complejos, no son nada sencillo, tenemos que hacer política pública para que haya un desarrollo... Todos nos necesitamos a todos, señor presidente, nosotros lo necesitamos a usted y al gobierno federal”.

El gobernador pidió al mandatario incluir a Guerrero en un programa similar al que se desarrolla en Oaxaca, donde se otorgan recursos de manera directa a las comunidades para desarrollo de carreteras.

Al respecto, el presidente dijo que en Oaxaca, al tratarse autoridades nombradas por usos y costumbres, “son gobiernos ejemplares, de lo mejor qué hay, porque la asamblea elige a las autoridades, no hay politiquería”, y la mayoría de las autoridades elegidas por ese método no cobran. Por eso, dijo, no es lo mismo en Chiapas, en Veracruz, o Guerrero.

No obstante, adelantó que le tomará la palabra al gobernador y se le dará el presupuesto a los municipios de la montaña, pero pidió a la población vigilar que se aplique bien los recursos.

En su mensaje, el jefe del Ejecutivo federal indicó que la entrega de fertilizantes no funcionó adecuadamente porque hubo bloqueos, pero ahora estará presente personalmente para cuidar llegue a todos el fertilizante de manera gratuita.