Foto: Archivo
los migrantes deben ser pacientes y esperar los procesos adecuados de asilo político que se llevan a cabo de manera rutinaria en la frontera

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció el refuerzo en el blindaje del puente que conecta Eagle Pass con Piedras Negras, en donde se incluirían cierres intermitentes, luego del intento desesperado de 13 migrantes de romper la guardarraya del Puente Internacional I.

Los hechos sucedieron el pasado domingo, cuando un grupo de 13 migrantes centroamericanos entre los cuales había menores, intentó cruzar los límites de la guardarraya establecida por autoridades aduanales y migratorias entre la frontera de Eagle Pass y Piedras Negras.

Luego de que las autoridades norteamericanas controlaron la situación, Paul del Rincón, director de la Oficina Aduanas y Protección Fronteriza, anunció que los elementos policiacos de la corporación que dirige en Eagle Pass serán reactivados para los simulacros de contención que provocarán cierres intermitentes de los Puentes Internacionales de la misma frontera.

 

“Va en contra de lo que Eagle Pass y CBP (Aduanas y Protección Fronteriza) ha hecho para agilizar el tráfico, pero lamentablemente la situación con los migrantes requiere esta respuesta y preparación”, expresó.

Además, concluyó un comunicado institucional de la corporación, los migrantes deben ser pacientes y esperar los procesos adecuados de asilo político que se llevan a cabo de manera rutinaria en la frontera, o de lo contrario asumirán cargos criminales por lo que podrían terminar en cárcel.

“Un mensaje a los migrantes que creen que tienen la libertad para eludir o entrar a fuerza por el puente: si no cumplen con el proceso pacientemente, ustedes acabarán con cargos criminales y en la cárcel. Esto no ayudará a su reclamo de miedo y asilo; deben ser pacientes y esperar su turno en México”, expresó.