El incremento de viajes coincide con la campaña de vacunación contra la COVID-19 en Estados Unidos

Washington.- Más de 1.35 millones de personas viajaron en avión el viernes en Estados Unidos, lo que supone un número récord desde que empezaron en ese país las medidas de confinamiento por la pandemia de la COVID-19, informó este sábado la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, en inglés).

En Twitter, la portavoz de esa agencia, Lisa Farbstein, anunció que un millón 357 mil 111 personas pasaron los controles de seguridad en los aeropuertos de Estados Unidos el viernes, lo que supone la cifra más alta desde el 15 de marzo del año pasado, sólo dos días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia.

El incremento de viajes coincide con la aceleración de la campaña de inmunización en Estados Unidos, que el viernes superó los 100 millones de dosis de vacunas administradas, más que ningún otro país del mundo en términos absolutos.

Actualmente en el país, que comenzó la campaña de inmunización el pasado 14 de diciembre, hay tres vacunas con autorización para uso de emergencia: las de Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson, de las que las dos primeras requieren de dos tomas separadas por varias semanas, mientras que la tercera es monodosis.

Además, el jueves, el Presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó a los estados del país que garanticen que todos los adultos puedan pedir cita para vacunarse cuando llegue mayo, con el objetivo de que Estados Unidos empiece a marcar su “independencia del virus” para el festivo del 4 de julio.

De manera paralela, varios estados, como Texas y Misisipi?, han levantado todas las medidas de confinamiento para permitir la reapertura de los negocios y han anulado también unas órdenes que recomendaban a sus vecinos el uso de mascarillas.

Además, los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) siguen pidiendo a los estadounidenses, incluyendo aquellos que están vacunados, que eviten cualquier viaje que no sea necesario porque viajar aumenta la probabilidad de contagio.

La industria aérea ha sido una de las más castigadas por la pandemia, aunque las grandes aerolíneas de Estados Unidos han recibido más de 35 mil millones de dólares en ayudas.

Estados Unidos sigue siendo el país del mundo más castigado por la pandemia con 532 mil fallecidos y 29.3 millones de casos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.