Observada. Pemex es la paraestatal que más incertidumbre causa a los mercados. Foto: Cuartoscuro
A pesar de todo, la confianza de los inversionistas sobre el País es positiva

CDMX.- Los primeros 100 días del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador están marcados por claroscuros en la economía, con una desaceleración de la actividad productiva y un repunte récord de la confianza de las familias sobre su situación y la del país.

La cotización del dólar al menudeo subió a 20.80 pesos tras la toma de posesión el 1 de diciembre, pero bajó paulatinamente al darse a conocer el Paquete Económico 2019 y llegó a un mínimo de 19.20 pesos el 16 de enero, pese al desabasto de gasolina por el combate al huachicoleo.

A principios de enero, funcionarios de Pemex visitaron a inversionistas y banqueros en Nueva York, pero la experiencia fue calificada negativamente. Además, el 15 de febrero el Gobierno Federal anunció apoyos para Pemex por 107 mil millones de pesos, pero el plan dejó insatisfechos a los mercados, quienes los consideraron insuficientes y decepcionantes.

Así, Fitch y Standard & Poor’s cambiaron las perspectivas de calificación de México y Pemex de estable a negativa, lo que generó declaraciones de figuras políticas que llevaron al dólar menudeo este jueves a 19.85 pesos.

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores entró en una racha negativa con 10 sesiones al hilo a la baja y ha perdido 4.92%.

La confianza de los inversionistas sobre el país se mantiene positiva: la tenencia de valores gubernamentales en poder de extranjeros al 27 de febrero fue de 2.23 billones de pesos, 4.45% superior al saldo del 30 de noviembre.

El precio del petróleo mexicano se recuperó en los últimos tres meses, con alza de 10% desde noviembre, cotizando en 58.49 dólares por barril.

La economía muestra señales de desaceleración, situación que puede profundizarse si las medidas del gobierno son inadecuadas, lo que constituye un foco de preocupación.

En los primeros tres meses desde que asumió la presidencia, los crímenes no han dado tregua y han repuntado, las agencias calificadoras han reducido la perspectiva para la deuda soberana y de Pemex y diversos organismos le auguran un duro panorama económico.

Sin embargo, el poderoso mandatario, que tiene mayoría en ambas cámaras del Congreso y entre los parlamentos locales, ha insistido en que su administración “va bien” y que le está tocando pagar “los platos rotos” por culpa de los malos gobiernos anteriores.

López Obrador cumple así este domingo sus primeros 100 días al frente del gobierno, una tarea que ha comparado con “empujar un elefante”.

Además, llega con una popularidad sin precedentes en la historia reciente de México.

“Pues empujar al animal, porque es como un elefante, con todo respeto a los elefantes, que camina muy lento, es un cuerpo de avance lento el Gobierno”, explicó el político nativo de Tabasco.