Foto: Archivo
Autoridades registran más de dos intentos de secuestro de menores en el estado

Monterrey, Nuevo León.- Primero fue el intento de secuestro de un jovencito de 13 años, el fin de semana en Linares, y ahora se informó del frustrado robo de una bebé de tan sólo tres meses en Monterrey.

Los hechos se registraron cerca del Penal del Topo Chico, en el cruce de la avenida Rodrigo Gómez y Penitenciaria, el lunes.

Sin embargo, los hechos trascendieron hasta éste martes cuando se conoció que una joven madre de 16 años caminaba con su hija en brazos cuando fue abordada por una mujer.

La presunta fue identificada como Grace, de 24 años, quien estaba afuera de una tienda de convenencia y le dijo a la madre que su bebé estaba muy bonita que sí se la regalaba.

Ante la negativa, entonces le arrebató a la infante y comenzó a correr.

No obstante, los gritos de la adolescente alertaron a los tripulantes de una patrulla de Tránsito que pasaban por el lugar y le dieron ayuda.

Uno de los elementos alcanzó a Grace, a quien le quitó a la bebé y la detuvieron para ponerla a disposición de las autoridades.

Hasta el momento, no se ha revelado porque la mujer de 24 años decidió robar al menor, que es hija de la joven de 16 años y un limpiavidrios que labora por el sector.

Este es el segundo secuestro que es frustrado por las autoridades, del fin de semana para acá.

El sábado un joven de 13 años fue secuestrado por hombres que se lo llevaron en un vehículo de las calles de la colonia Camacho, en el municipio de Linares.

La Policía Federal fue alertada y comenzó una persecución y balacera que terminó con la recuperación del chico y una persona detenida, la cual ya fue puesta a disposición de las autoridades.

En redes sociales, los usuarios han alertado de una ola de secuestros de niños y jóvenes, mismos que han sido negados por las autoridades. Todo comenzó con el secuestro de Leslie Rubí, cuyo cuerpo luego fue encontrado  enterrado en una vivienda abandonada.