¡A cumplir! Fundación Luz y Esperanza recuerda las promesas de campaña de los candidatos a diputados y a Alcalde, de apoyar a las mujeres agredidas. ESPECIAL
Pide Fundación Luz y Esperanza a Chema cumplir promesa de construir casa de refugio

Al menos el 70 por ciento de las mujeres que egresan de un refugio tras ser víctimas de violencia, vuelven al hogar de su agresor, ante la dependencia económica que mantiene y la nula posibilidad de mantenerse por sí mismas.

Así lo aseguró la directora de la Fundación Luz y Esperanza, Rosa María Salazar, quien hizo un llamado al próximo alcalde, José María Fraustro Siller, para la inversión en una casa de transición post refugio en la capital de Coahuila.

El perfil de las mujeres que concluyen su estancia en un refugio —explicó Salazar—, es de mujeres con estudios por debajo del certificado de Secundaria, quienes no habían ejercido un oficio ni trabajado anteriormente.

“Nos damos cuenta en las visitas de Trabajo Social, de que regresaron a la casa de algún familiar pero al poco tiempo vuelven con su agresor, pues no tienen forma de sostenerse. Sabemos que una de las propuestas del candidato electo para la Alcaldía es la inauguración de otro refugio, pero yo le invitaría a informarse, pues hacen mucha más falta las casas de transición”, expresó la directora.

“Por eso, más que crear un albergue, me parece que es necesario implementar políticas públicas que permitan una casa de transición post refugio, que permita a las mujeres su reinserción personal con una estancia de al menos dos años”, propuso.

Mientras que a los diputados electos, recordó, la promesa de entablar una reunión con organizaciones de la sociedad civil, para exponer las problemáticas que se presentan y puedan apoyar, desde la Cámara Baja, como con la creación de fondos para continuar con su operación.