La obra fue retirada en mayo del 2011 por la administración del alcalde Mauricio Fernández

Monterrey, Nuevo León.- Tras 10 años de ausencia, “el hijo pródigo de San Pedro” volvió a su casa.

Se trata de El David, la obra que fue retirada en mayo del 2011 por la administración del alcalde Mauricio Fernández Garza de la Calzada San Pedro y ahora su propietario y dueño de la Galería Amadeus, Horacio Sáenz Saldaña decidió su retorno.

Este lunes, se hicieron las tareas para su reinstalación en el rico ayuntamiento solo que ahora estará por Calzada del Valle y Río Grijalva en la colonia del Valle.

El tiempo que estuvo ausente fue en la plaza de Woodstock y ahora tras ser intervenida por el artista Oscar Solís vuelve con un nuevo rostro.

La pieza tiene un peso cercano a las seis toneladas y seis metros de altura, fue retirada para dar paso a la construcción del corredor Las Banderas.

Saénz Saldaña la adquirió en 125 mil pesos en aquella ocasión y en el 2014 la instaló en el centro de espectáculos que se localiza por la Carretera Nacional en donde fue admirada, pero su tiempo por aquellos lares se terminó y vuelve a territorio sampetrino.

Originalmente, la pieza fue colocada en Calzada San Pedro en 1967 y siempre ha estado rodeada de polémica ya que en ese entonces los conservadores la calificaban de impúdica.

En este 2021, regresó al ayuntamiento que la vio nacer como una réplica de la famosa obra de Miguel Ángel.

A su retorno no tiene la elegancia del blanco que la caracteriza sino que regresó mucho más colorida gracias a la intervención de Solís que derramó sobre ella su talento en colores como rosa, azul y plata además de un gran sol naranja en su pecho.