Producto. En el País hay más de 20 estados productores de mezcal. / Archivo
Señala que las nuevas regulaciones a este producto buscan beneficiar a la Federación y a grandes empresarios

MÉXICO.- Las nuevas regulaciones al mezcal buscan beneficiar al Gobierno Federal y grandes empresarios en detrimento de los pequeños pobladores indígenas del País, como ocurrió con la talavera y el tequila, alerta el medio estadounidense Examiner.

En días pasados, se dio a conocer que se busca aprobar la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-199-SCFI-2015 BEBIDAS para regular el mezcal, con la que los productores de los estados sin denominación de origen serán obligados a cambiar el nombre a sus productos con el genérico de “komil” y prohibir que los fabricantes tradicionales de mezcales usen la referencia de “agave”, en las etiquetas.

Actualmente hay más de 20 estados productores de mezcal, pero sólo 8 cuentan con la denominación de origen: Durango, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas y Oaxaca, entidad que concentra el 55.4 por ciento de la producción del total nacional.

En un artículo escrito por Gabriela Guzmán, Examiner recuerda que con la denominación de origen de la talavera que se dio en Puebla a productores de estados como Guanajuato, se les ha negado la oportunidad pese a que se usa el mismo tipo de cerámica y técnica para elaborar las artesanías.

Respecto al tequila, el medio extranjero señala que México se “jacta de su floreciente mercado de tequila regulado”, sin embargo, dice que las versiones adulteradas de la bebida aún se expenden en los mercados nacionales e internacionales.

Asegura que al igual que con la “autenticidad” de la talavera, el proceso de certificación del tequila ha dejado en gran medida a las comunidades pobres fuera de todo el proceso. “¿Por qué entonces el resultado de la regulación de la industria del mezcal propuesto puede ser diferente al de la industria del tequila?”, cuestiona el medio.

“Las personas que viven dentro de los estados no reconocidos, se verán más afectadas. La mayoría vive en las comunidades indígenas que desde hace siglos destila la bebida espirituosa. El proceso artesanal es básicamente el mismo en todos los estados que actualmente producen mezcal. Sin embargo, parece que para el Gobierno de México, las personas con dinero y recursos, son más importantes”, alerta la articulista.

La reglamentación, que está todavía discutiéndose, fue elaborada por la Secretaría de Economía (SE), la Asociación Nacional de la Industria de Derivados del Agave y por los consejos reguladores del tequila, mezcal y cerveceras, como el Grupo Modelo, entre otras.

“Esta norma está escrita bajo fines económicos y no hay ningún sustento académico detrás”, denunció a EFE Marco Ochoa, socio fundador de la Mezcaloteca, un establecimiento dedicado a la promoción y venta de este destilado ubicado en Oaxaca.

Archivo

Para Ochoa, la norma implicaría un “despojo cultural” al denominar “komil”, un mote que “carece de sustento histórico”, a esta bebida y todas las que utilizan como materia prima el agave.

El Senado de la República ha entrado a la discusión del tema. El pasado 1 de mayo aprobó un acuerdo para solicitar a la Secretaría de Economía que apoye a los pequeños productores que no podrán utilizar la denominación “mezcal”, de ser aprobada la normatividad.

Los legisladores hicieron además un exhorto a las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y de Economía, para que, en coordinación con el Consejo Regulador del Mezcal, evalúen la ampliación de la denominación de origen en aquellas entidades productoras de esta bebida.

A la Sagarpa urgió impulsar “medidas para fortalecer la cadena productiva de la industria del mezcal, especialmente de los pequeños productores a través de la certificación, así como su comercialización a nivel nacional e internacional con la finalidad de potencializar su producción”, según se dio a conocer en un comunicado.