Paseo. Primera cuadra de la calle Victoria, antes llamada del Curato; protagonista de innumerables recuerdos e historias. CORTESÍA
No siempre fue como es la de Victoria

La primera cuadra de una de las calles más antiguas de la ciudad, la antigua Calle del Curato, encierra singulares historias, además ha visto nacer a ilustres personajes. En 1878 cambió de nombre por quien fuera el primer presidente de México, Guadalupe Victoria.

Esta vía se caracterizaba por ser de las principales del pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala, el nombre de Curato es probable que haga referencia al convento de San Francisco, fundado por Fray Lorenzo de Gaviria en 1582.

Este convento existió en los primeros años de la fundación de la Villa de Santiago del Saltillo, o ya sea, por el templo de San Esteban, el cual inició su construcción un año después de haberse fundado el antiguo pueblo tlaxcalteca, en 1592.

Ambos lugares estaban asentados en las hoy calles de Ocampo, Allende, Victoria, Padre Flores.

Es preciso decir que la palabra Curato denomina, según la Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española: “al sacerdote con cura de almas en una parroquia, así como al territorio sobre el que, especialmente en el Antiguo Régimen, ejercía su jurisdicción espiritual” ¿Será acaso el Fraile Lorenzo de Gaviria al que se refiere la calle?

LA PLAZA QUE FUE PANTEÓN

Al comenzar nuestro recorrido, el camino nos arroja céfiros del pasado; va de oriente a poniente, desde siempre. Parte en la que hoy es la calle de Allende y se prolongaba al poniente, atravesaba la Alameda hasta el camino que conduce a Parras.

Por el lado sur de la esquina de Victoria y Allende, la historia nos dice que en ese lugar, existió, desde la fundación del pueblo tlaxcalteca hasta el año de 1849, la Plaza de las Cruces, la cual sirvió como panteón, principalmente para tlaxcaltecas.

En la misma cuadra, hoy Allende, Juárez Morelos y Victoria, se construyó a mediados del 19 el mercado El Parián, que estuvo en servicio hasta 1898.

La autoridad municipal vendió el terreno de El Parián a un grupo de ricos ciudadanos que conformaban el Consejo de Administración del naciente Banco de Coahuila, sobre el terreno se levantó un hermoso edificio construido por la firma de arquitectos Giles y Guindon y albergó al banco y al hotel de Coahuila.

Con pobres excusas el edificio fue demolido en 1965, para dar paso a uno de los edificios más feos que se hayan construido en la ciudad. A unos años de la década de los setenta el edificio, similar a una vulgar caja de zapatos, fue la sede del Banco de Comercio, hoy BBVA.

Por los noventa del siglo 20, directivos del banco intentaron estar acordes a los lineamientos del Centro Histórico de la ciudad, más bien para disminuir la fealdad que proyectaba a los cuatro vientos, y revistieron de cantera rosa el inmueble.

Viajamos años atrás, el lado opuesto del banco, Victoria y Allende acera sur, desde el siglo 16 estuvo el convento franciscano, después el templo de San Esteban y al aplicarse las Leyes de Reforma parte de esta propiedad se fraccionó y varios lotes pasaron a particulares y por su importante ubicación se convirtieron en casas comerciales.

LA MARCA FRANCESA

Antes de finalizar el siglo 19 estuvo el negocio de un comerciante francés de apellido Risoul, dedicado a comerciar telas, poco después, por la primera década del siglo 20, estuvo la Fotografía Universal de Rafael Arreola. Por los años 20 se erigió un edificio de ladrillo de dos plantas, propiedad del comerciante Marcelino Garza.

Por muchos tiempo, en la emblemática esquina, estuvo la Zapatería Rodriguez, que cerró sus puertas hará unos 40 años. A unos pasos está la puerta, Victoria 104, por la que se accede al segundo piso a través de una crujiente escalera de madera, esta planta casi siempre fue utilizada para oficinas.

Por varios años estuvo la Subdirección de Radio, Televisión, Prensa, de la Dirección de Comunicación Social del Gobierno de Coahuila. Hoy en día, por las noches opera un bullicioso antro.

Por la misma acera hacia el oeste, está una de las puertas del templo más antiguo de la ciudad, San Esteban, tal vez por comodidad la puerta sur se considera como puerta principal, aunque el frente de la iglesia está por la calle Ocampo. Nuestra caminata continuará por la misma calle la próxima semana.