Cada año, en el barrio de Iztapalapa, se hace la representación de la Pasión de Jesucristo.
La diferencia esencial entre la celebración de la Semana Santa entre las ramas del cristianismo, es la manera en la que se llevan a cabo los ritos.

CDMX.- La Semana Santa es una de las celebraciones más importantes para los católicos; sin embargo, las religiones derivadas del cristianismo también conmemoran la muerte y resurrección de Jesús.

Jorge Traslosheros, del Instituto de Investigaciones Históricas de UNAM, explicó que la diferencia esencial entre la celebración de la Semana Santa entre las ramas del cristianismo apostólico y las que se derivan de la reformas de Martín Lutero del siglo XVI, es la manera en la que se llevan a cabo los ritos.

“Las liturgias complejas pertenecen a las de tradición apostólica, es decir, las que tienen la adaptación de los apóstoles que son tres familias, las católicas orientales, los ortodoxos y la católica romana. 

“Esas tres iglesias tienen una complejidad litúrgica mayor, vemos los oficios mayores de Semana Santa, con varias reglas como que en Viernes Santo no haya exposición de la hostia consagrada, y en la misa no se reza el gloria”, explicó.

La Semana Mayor para los cristianos ortodoxos se celebra en fechas diferentes puesto que se rigen por el calendario juliano, aunque este año las fechas coincidieron, mientras que los católicos hacen vigilia todos los viernes y durante la Semana Santa el jueves, viernes y sábado, así como ayuno el miércoles de ceniza. 

Para la Iglesia cristiana evangélica, la Semana Santa es el tiempo para recordar la muerte de Cristo; se reúnen  oración y adoración, la cual inicia el Jueves Santo a las 9 de la noche, y dura 24 horas.

Los pentecostales comienzan la celebración de la Semana Santa el jueves a las dos de la tarde con un desfile, en el cual reparten volantes, entonan canciones e invitan a toda la comunidad a congregarse en una reunión que tiene lugar en su centro de culto a las seis de la tarde.

El viernes tienen la gran confraternidad, en donde a las 6 de la mañana, a las 2 de la tarde y 5 de la tarde adoran a Jesús para reconocerle su grandeza y su poder. 

Para los adventistas, la Semana Santa es la conmemoración de la pasión de Cristo, pero los seis días los trabajan normal, no tienen prohibición para ingerir alimentos.

En tanto, los testigos de Jehová consideran que la Semana Mayor es una fecha común. Ellos celebran cada año la muerte de Jesús, pero lo hacen según el calendario arameo. En dicha reunión comparten vino y pan, tal como lo hizo el Señor en la última cena.

Aunque los judíos no creen en Jesús como su salvador, celebran el matzá durante la Semana Santa, que es una cena que consiste en hierbas con sabor amargo y pan sin levadura en forma de galleta.

Los judíos en Israel y en todo el mundo celebran durante esta semana su Pascua, una fiesta caracterizada por la ausencia total de productos leudados, que conmemora la liberación de la esclavitud en el Egipto faraónico.

Durante estos días los mormones se unen al resto del mundo cristiano para recordar la vida, muerte y resurrección del salvador. Los mormones dominicanos aprovechan al asueto de Semana Santa para descansar y poner aún mayor énfasis en el ejemplo de vida y las enseñanzas de Cristo el Señor.