Foto: Especial
El abogado saltillense aseguró que la situación legal de Ancira puede cambiar en cualquier momento dependiendo de los datos y pruebas que el Ministerio Público recabe

La suspensión provisional que obtuvo el coahuilense Alonso Ancira, le dará protección para no ser aprehendido, en tanto el Ministerio Público no aporte nuevos documentos que lo incriminen por los delitos que se le imputan. Además, en caso de una eventual extradición a México, tampoco podría ser encarcelado mientras dure la protección.

El abogado Gerardo Pérez Pérez señaló que la investigación está abierta y el Ministerio Público está reuniendo todos los datos de prueba pertinentes para indiciar o vincular a Ancira con determinados hechos que no necesariamente tienen que ser precisados por el momento.

“Se decreta la suspensión provisional entre tanto la autoridades responsables le remiten al juez de distrito los documentos con relación a la carpeta de investigación abierta y cuando revise esos documentos que se le hagan llegar, podrá confirmar ese criterio provisional, dejarla firme, o revocarla de acuerdo con los alegatos que presenten las autoridades”, comentó el especialista.

Pérez Pérez aseguró que el siguiente paso en el proceso que se le sigue al empresario coahuilense es su extradición a México y que se conozca si tiene o no una orden de aprehensión. En caso de que sea así, deberá de comparecer ante el juez que lleve su causa y si los delitos de los que se le acusa no ameritan prisión preventiva oficiosa, quedaría libre con una medida cautelar.

“Si en México el delito no tiene prisión, no habría razón para que en España lo tuvieran confinado a una prisión, en respeto a sus derechos humanos. Yo pensaría que la defensa tendría esa posibilidad, de presentar un incidente no específico para pedir la libertad de Ancira, porque el delito que se le atribuye en México no es de prisión preventiva oficiosa”, explica.

El abogado saltillense aseguró que la situación legal de Ancira puede cambiar en cualquier momento dependiendo de los datos y pruebas que el Ministerio Público recabe, como lo pueden ser peritajes, balances bancarios, transferencias, documentos, correos, entre otros.

“Lo que haría Ancira con el amparo es pedirle a la autoridad investigadora que ponga en la mesa las cartas para ver qué delitos le atribuye y que solo se le investigue por esos hechos. De decir ‘Me vas a investigar por estos hechos, no por otros’, y en segundo lugar eso le daría a Ancira la certeza de llegar a México, va y declar y se va a su casa, no sería confinado a una prisión”, concluyó.