Poder. “Es una película absolutamente feminista, orgullosamente la guionista está de nuestro lado”. | Foto: Cortesía
En un país en donde a diario son asesinadas 10 mujeres, la justicia es un tema que se toma por mano propia. Con esta premisa llega a los cines la historia de Aída, una justiciera interpretada por Diana Lein, quien dio a VMÁS más detalles sobre este filme feminista
Lo más importante es no callarnos, ni una vez más, ni un segundo más, desde no tolera públicamente las típicas bromas o vejaciones que hemos ido pasando por alto, hasta las cosas más graves. Creo que no quedarnos calladas es lo más urgente, y lo estamos haciendo"
Diana Lein, actriz

No hace falta decir que las cifras son alarmantes, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de 2015 a 2019 sumaban más de 3 mil 578 feminicidios a nivel nacional. Solo de enero a octubre de 2019 se registraron 833 casos, siendo Veracruz el estado más peligroso para las mujeres en la actualidad, al registrar 153 víctimas de feminicidio de enero a octubre de 2019. Le sigue el Estado de México con 95 casos en el mismo periodo, de acuerdo con el mismo organismo.

A pesar de llevar poco más de 40 días del 2020, los casos de violencia de género y feminicidios siguen aumentando en México. Hace un par de días, el caso de Ingrid Escamilla estremeció al país, la joven de 25 años fue apuñalada por su pareja, Érick Francisco, quien la desolló para luego arrojar parte de sus órganos por el inodoro y el drenaje de la calle. Tras confesar su delito, el hombre fue detenido y de acuerdo con la Fiscalía General, recibirá la máxima condena.

Como el caso de Ingrid hay miles en México, la mayoría sin justicia. Por eso es necesario que a veces el arte funja como un conductor de la realidad, y que mejor que el séptimo para cumplir con dicha función. Así es como este viernes estrena la cinta “Rencor tatuado”, dirigida por Julián Hernández y protagonizada por Diana Laine. La película mexicana retrata una violenta e ingobernable Ciudad de México de los años 90 —con la policía cómplice de los delincuentes— y mujeres que sufrieron violencia de género y que buscan venganza.

Las valientes mujeres buscarán la ayuda de Aída, una misteriosa justiciera que seduce a los abusadores, los narcotiza y los tatúa para que nunca olviden lo que hicieron. VANGUARDIA platicó con Diana Lein, quien le da vida esta justiciera, y quien nos habló de su personaje, así como de la importancia del filme en estos momentos tan complicados para las mujeres en México.

“La verdad ha sido un viaje muy largo desde que planeamos el proyecto, hasta ahora que lo vemos cristalizado. Es una historia no solo escrita por una mujer, sino protagonizada por mujeres. Mi personaje es Aída, una artista visual y fotógrafa muy renombrada que al retratar algo que no estaba bien, es víctima de una violencia tremenda, lo pierde todo. A partir de eso, la única salida que tiene es reinventarse como una mujer vengadora, su labor se conecta con la historia de otras cinco mujeres. En realidad es una película sobre lo femenino”, comentó la actriz mexicana.

Si bien es cierto que en varios países existe un patrón de impunidad sistemática en el proceso judicial, y en las actuaciones en torno a casos de violencia contra las mujeres debido al hecho de que la gran mayoría de estos casos carece de una investigación, sanción y reparación efectiva, la justicia por mano propia nunca es una opción, y Diana lo sabe. Por ello, la actriz buscó más información sobre verdaderas justicieras o vengadoras en el mundo, y encontró un caso más cerca de lo que pensaba.

“Fíjate que en el proceso de investigación para interpretar a este personaje, encontré un caso que me impactó mucho. No sé si recuerden una nota de La Jornada de septiembre de 2013, en donde se hablaba de ‘Diana la Cazadora de Choferes’, que por lo visto tuvo una o dos víctimas, es decir, iba por personas concretas. Diana, que además se llamaba como yo, buscaba a choferes de camiones que iban a la maquila o de taxis, y tras asesinarlos envió una carta a los medios explicando que estaba vengando a las mujeres que ellos habían violentado. Mira que ha habido varias, pero han sido voces silenciadas”, agregó Lein.

UN PODEROSO MENSAJE FEMINISTA

En noviembre pasado, miles de mujeres se manifestaron en la Ciudad de México en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las mujeres. La marcha denominada #NiUnaMás fue liderada por diversos grupos feministas, quienes expresaron su hartazgo por la impunidad que se vive en el país ante la violaciones a sus derechos. Diana asegura que más allá del mensaje de la película, es necesario que todas reflexionemos sobre la importancia de levantar la voz ante la violencia.

“Lo más importante es no callarnos, ni una vez más, ni un segundo más, desde no tolera públicamente las típicas bromas o vejaciones que hemos ido pasando por alto, hasta las cosas más graves. Creo que no quedarnos calladas es lo más urgente, y lo estamos haciendo. Por otro lado, creo que también debemos educar a la generación que viene. Por ejemplo, entiendo que la situación nos ha orillado a separar a los hombres y las mujeres en el transporte público, pero no debería ser así, le estamos diciendo a las nuevas generaciones que no podemos convivir sin que haya violencia. Por último, creo que debemos de dejar de decirnos víctimas, tenemos que empoderarnos”, aseguró la protagonista del filme.

Lein también aseguró que en una época en que el cine mexicano le ha apostado a las comedias o chick flicks, películas como “Rencor Tatuado” son claves para reflejar la realidad.

“Considero que esta película es absolutamente feminista, muy orgullosamente te digo que la guionista es feminista también, así como la mayor parte de las actrices que participamos. Para mí es un orgullo tremendo, como actriz a veces es muy complicado interpretar un personaje que muestre tu postura personal ante la realidad, y este es un caso en el que sí. Aquí los personajes femeninos no son vistas como acompañantes, ni como las figuras de belleza, sino en toda su plenitud, comprendiendo su feminidad y sin pasar por alto todos los vicios y defectos que podamos tener”, afirmó Diana.

Te puede interesar

RECORDANDO EL ‘CINE NEGRO’

El cineasta Julián Hernández empleó en “Rencor tatuado” todo su talento y aprendizaje cinematográfico que le valió dos veces el prestigioso Teddy Award del Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale), primero en el 2003 con “Mil nubes de paz cercan el cielo, amor, jamás acabarás de ser amor” y, posteriormente, en 2009, gracias a “Rabioso sol, rabioso cielo”. 

En esta ocasión, optó por manejar primordialmente el blanco y negro en el filme.

“En esta época de hiperrealismo en donde lo que vemos en pantalla parece más real que la realidad, me parece maravilloso retomar un poco de la historia del cine a través del ‘cine negro’. Tener la oportunidad de hacer este tipo de género, uno que ha quedado muy de lado últimamente, fue increíble. Uno de los motivos para que la película esté en blanco y negro es el hecho de que la vida de Aída ha perdido todo el color tras perder a su esposo y su hijo, digamos que el presente de Aída es en blanco y negro, salvo algunos flashbacks que tiene que sí están a color”, dijo la actriz sobre el trabajo del realizador.

FICHA TÉCNICA

Dirección: Julián Hernández

Guión: Malú Huacuja del Toro 

Compañía Productora: Argos Cine | Cine Invencible Cine | Corazón Films | Expendables 435 | Fidecine | Mil Nubes Cine

Fotografía: Alejandro Cantú

Reparto: Itati Cantoral, Mónica del Carmen, Diana Lein, Irving Peña, César Ramos, Cesar Romero, Rocío Verdejo, Victoria White y Giovanna Zacarías