La penúltima semana de mayo nos trajo otros tres fallecimientos de creadores del cine tanto nacional como internacional empezando por el del cineasta René Cardona III el domingo 16 a los 59 años de edad.

Cardona, nieto del actor y director de origen cubano del mismo nombre de la Época de Oro del Cine Mexicano e hijo de otro realizador también homónimo conocido por éxitos de los años 70 como “Tintorera!”, se inició trabajando en un set de filmaciones precisamente bajo las órdenes de su progenitor como un actor infantil de nombre Al Coster en películas como “Un pirata de 12 años” (1972); su ópera prima como director en 1988 fue la comedia “Viva la Risa”, protagonizada por Adalberto Martínez “Resortes”, Maribel Fernández “La Pelangocha” y el saltillense Roberto “Flaco”Guzmán” y  completa un total de 78 títulos como director siendo el último largometraje “Un sueño en la piel”, en 2010. Falleció de cáncer en Tijuana, Baja California, mientras trabajaba en una campaña electoral.

Como bien se informó de forma oportuna es estos espacios también, el martes 18 fue la Meca del Cine la que se cubrió de luto con la muerte también de cáncer a los 86 años de edad de Charles Grodin, quien aunque gozó de gran popularidad durante los años 90 como el padre de familia de la serie de películas donde el protagonista era un perro San Bernardo llamado “Beethoven” la verdad es que comenzó a hacer historia sobre todo en el género de la comedia desde principios de los años 70 como protagonista del clásico “The Heartbreak Kid” (cuyo remake se conoció en México en el 2007 como “La Mujer de mis Pesadillas”, protagonizada por Ben Stiller) el cual dirigió Elaine May, protagonizó con Cybill Sheperd y que le dio una más que merecida nominación al Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia de 1972. 

A “The Heartbreak Kid” le siguieron una cadena de éxitos en taquilla (el remake de “King Kong”, de John Guillermin, en 1976, al lado de los ganadores del Oscar Jeff Bridges y Jessica Lange) y de crítica (“El cielo puede esperar”, en 1978 dirigida y protagonizada por Warren Beatty) en los años 70, seguida de otros más en los 80s como el personaje gay amigo del protagonista que hizo el también desaparecido Gene Wilder en la ganadora del Oscar a la Mejor Canción de 1984 “La Chica de Rojo”, que Wilder también dirigió, y en 1988 coprotagonizando al lado de otro ganador de la estatuilla como Robert De Niro la taquillera comedia “Fuga en la Medianoche”, dirigida por Martin Brest, entre muchas otras más.

Para terminar, fue el pasado domingo 23 al mediodía que la Secretaría de Cultura del estado confirmó la noticia de la muerte a los recién cumplidos 76 años de edad del reconocido actor y dramaturgo coahuilense Gerardo Moscoso, también por complicaciones de un cáncer que sufría y quien para cuando trabajó como actor y médico (profesión que también desempeñó en la industria) en la producción hollywoodense filmada en Ciudad Acuña, Coahuila,  “Pistolero” (1995), dirigida por Robert Rodríguez, ya había trabajado bajo las órdenes de prestigiados directores como Arturo Ripstein (en “Rastro de muerte”, de 1981 y “La Reina de la Noche”, de 1994); Guillermo del Toro en su ópera prima “Cronos” (1993) y Carlos Carrera (en “Sin Remitente”, de 1995 y después “El Crimen del Padre Amaro”, del 2002).

El último trabajo en cine del maestro Moscoso en cine fue en el remake del clásico español “Marcelino, Pan y Vino” (José Luis Gutiérrez Arias, 2010). Descansen en paz y gracias por su legado.

Comentarios a: tesse_69@hotmail.com